• Redacción central

No se puede privar arbitrariamente a una persona de sus derechos, señala Arquidiócesis de Managua


Cardenal Leopoldo Brenes, Arzobispo de Managua

La Comisión de Justicia y Paz de la Arquidiócesis de Managua se ha pronunciado respecto a los más recientes acontecimientos socio políticos ocurridos en nuestro país. Los religiosos expresaron su preocupación por la limitación a los derechos de algunos ciudadanos.


Recuerdan que entre los derechos y deberes de los ciudadanos están el acceso "a la cedulación ciudadana y el de elegir y ser elegidos en cargos públicos de manera libre y justa".


"No deja de ser preocupante la violación que se está dando de estos derechos. Violar los derechos de un nicaragüense es violar los derechos de todos", reza el comunicado.

Agregan que "nadie tiene autoridad para privar arbitrariamente a persona alguna de sus derechos, incluyendo los de expresarse, movilizarse y actuar libremente",


"En nuestro país este tema es muy doloroso, hemos vivido años de irrespeto a la libertad y a la vida. Hemos sufrido mucho dolor", cita el pronunciamiento.


El mensaje de la curia arquidiócesana llega en medio de la detención de tres precandidatos opositores al gobierno de Daniel Ortega. Cristiana Chamorro fue la primer aspirante presidencial en ser apresada. Días posteriores fue detenido el precandidato Arturo Cruz y este lunes fue arrestado con violencia el opositor Felix Maradiaga.


A cinco meses de realizarse las elecciones en Nicaragua no hay certeza de un proceso electoral transparente y competitivo, según las consideraciones de la Organización de Estados Americanos (OEA).