Obispo Hondureño denuncia en Panamá persecución de iglesia y detención de sacerdotes en Nicaragua



Monseñor José Antonio Canales, obispo de la Diócesis de Danlí en Honduras, es uno de los líderes religioso de Centroamérica que conoce muy de cerca la situación que está viviendo la iglesia Católica de Nicaragua, y en especial sobre monseñor Rolando Álvarez Lagos, de quien es amigo desde hace muchos años y con quien ha estrechado una hermandad traducida en visitas pastorales.


Canales está participando de la Asamblea Anual del Secretariado Episcopal de América Central (SEDAC) con sede en Panamá, y desde ahí ha alzado su voz para denunciar la persecución que sufre la iglesia Católica de Nicaragua y el encierro forzado de monseñor Álvarez, asimismo para animar a la grey nicaragüense.


“Creo que a todos de alguna manera nos ha dolido los ataques del gobierno ilegítimo que tiene Nicaragua, y estamos ejerciendo lo normal, que es pedir que se libere a una persona que injustamente ha sido detenida, porque eso va contra los derechos humanos, y la tienen en total incomunicación, incluso eso va en contra de la declaración universal de los derechos humanos”, dijo Canales a Fuentes Confiables.

Recordó que a nivel de la Conferencia Episcopal de Honduras ya han llamado la atención para que se respete la integridad no solamente de monseñor Rolando Álvarez, sino también de todo el pueblo de Nicaragua que quiere expresar su opinión en todos los ámbitos.


“Lamentablemente vimos que el régimen de Nicaragua no quiere escuchar ninguna voz que le contradiga, no quiere escuchar una voz contraria en referencia a lo normal en cualquier democracia moderna, en cualquier democracia que se defina como tal donde hay libertad de expresión, y pues lo que queda en Nicaragua es una caricatura de la democracia”, enfatizó el líder religioso.

Hizo votos para que el pueblo de Nicaragua no pierda la esperanza, porque asegura que esa es una característica de todo cristiano, y que se debe seguir luchando y estar atentos en buscar la libertad y el respeto a los derechos humanos que todo ser humano debe tener en el mundo.


Le pido al pueblo de Nicaragua que mantenga la esperanza, vamos a entrar en el tiempo de Adviento el próximo domingo, que los cristianos no nos tenemos que doblegarnos ante situaciones de injusticia que hay en el mundo, concretamente lo que están viviendo actualmente los nicaragüenses, que nada de eso nos debe doblegar en el ánimo, que hay que mantener la esperanza que es una característica del cristiano”, subrayó el alto prelado hondureño.


Se desconoce aún si en el comunicado oficial que emitirá la Asamblea Episcopal centroamericana que sesiona en Panamá y que finalizará esta semana, se aborde la situación de persecución gubernamental que están viviendo la iglesia Católica de Nicaragua, sus líderes pastorales y demás laicos.