top of page

ONU llama al gobierno de Ortega a liberar a Monseñor Álvarez y 36 opositores presos



Este Viernes continuó abordándose ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) la situación de los Derechos Humanos en Nicaragua con la actualización oral del informe que concluye en que la situación ha continuado erosionándose en los primeros meses de 2023, por lo que piden al Gobierno de Ortega el fin de prácticas como el despojo de la nacionalidad nicaragüense a los disidentes.


La ONU catalogó de forma positiva la liberación de las 222 personas detenidas en el contexto de la crisis sociopolítica, sin embargo no así el despojo de las nacionalidades y expulsión del país de los liberados, así como declarar arbitrariamente "traidores a la patria" a otras 94 personas sin juicio previo, despojándolas de su nacionalidad y sus bienes.


Ilze Brands Kehris, Subsecretaria General de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, llamó al gobierno de Daniel Ortega a liberar a Monseñor Rolando Álvarez, quien se negó a ser deportado del país y de forma inmediata fue enviado a prisión junto con las otras 36 personas que continúan privadas de libertad.
Representación de Nicaragua rechaza informe

La representación de Nicaragua rechazó el informe de la ONU por supuestamente lesionar la soberanía, Wendy Carolina Morales Urbina, Procuradora General de la República de Nicaragua repitió el discurso sobre la retorica utilizada en el foro y aduciendo imposición de intereses económicos por países imperialistas.



Deterioro democrático en Nicaragua

Países como Ecuador, Argentina, Uruguay, España y Chile expresaron su profunda preocupación por el deterioro democrático en Nicaragua y la persecución de personas percibidas como opositoras con privación arbitraria de libertad, el despojo de nacionalidad, y la confiscación de sus bienes


En el caso de España reiteró su apoyo a los opositores despojados para quienes reiteró su ofrecimiento de la nacionalidad y en el caso de Uruguay llamaron a las autoridades de Nicaragua a que pueda dar pasos para un diálogo y el restablecimiento de los derechos Humanos.




ONU preocupada ante violación de pueblos indígenas, migración forzada y leyes represivas

La ONU concluye que es necesario que Nicaragua derogue toda legislación que impide el ejercicio de la participación política, las libertades de expresión, reunión y asociación, el derecho a la nacionalidad y el derecho a la propiedad con seguridad jurídica.


En el informe también mencionaron la preocupación por las violaciones a los derechos de los pueblos indígenas y la continua impunidad por 64 presuntos asesinatos de indígenas a manos de colonos, la persistente ocupación ilegal de sus territorios y la explotación de recursos naturales sin su consentimiento libre, previo e informado. Contabilizan ademas 260.000 personas nicaragüenses se han visto obligadas a huir de su país hasta la mitad de 2022, especialmente a Costa Rica y los Estados Unidos de América.


Al finalizar hicieron un llamado a las autoridades de Nicaragua a restablecer la cooperación con la Oficina, los Órganos de Tratados, los Procedimientos Especiales de este Consejo y el Sistema Interamericano de Derechos Humanos y ofrecieron la asistencia técnica para promover y proteger los derechos humanos de todas las personas.

Σχόλια


bottom of page