top of page

Padre Edwing Román responde a ataques de Rosario Murillo contra religiosos


El padre Edwing Román fue obligado a exiliarse debido a la persecución del régimen
El padre Edwing Román fue obligado a exiliarse debido a la persecución del régimen

El padre Edwing Román respondió en sus redes sociales a las acusaciones, señalamientos y descalificativos hechos por la vocera del régimen Rosario Murillo este pasado martes 12 de diciembre en medios oficialistas.


"Endemoniado? Por obedecer y arrodillarme solamente ante Jesucristo? posteó el religioso en la red social X.

Y es que la vocera utilizó el día de la Virgen de Guadalupe para llamar a los sacerdotes que auxiliaron a los manifestantes agredidos por paramilitares y agentes policiales "representantes del demonio" y los señaló de "blasfemar" y cometer "actos sacrílegos" en el nombre de Dios.



"Bueno, es que realmente hubo perversión, malignidad, aquí estuvo la caldera del diablo, y sabemos donde estaban", vociferó en su acostumbrada alocución meridiana.

Según Murillo, en medio de las protestas "imploró" a la Emperatriz de América en los "momentos duros" cuando "azotaba el golpismo, el terrorismo y la criminalidad", sin embargo, parece que la copresidenta olvidó la "Operación Limpieza" en los departamentos del país que causó terror en los pobladores y provocó la muerte, destrozos y detención de opositores.


Por su parte, el padre Román, que durante la represión de 2018 estuvo en la parroquia San Miguel Arcángel de Masaya, dijo que el "servir a Dios y amar a nuestro pueblo" aun dando su propia vida lo hace feliz.



"Yo sería un triste sacerdote y sin libertad, si entregara o vendiera el Sagrado Ministerio recibido, a los enemigos de Dios", escribió el padre Román, que actualmente está exiliado en Estados Unidos, donde sigue ejerciendo el sacerdocio.

Murillo, señaló y acusó arbitrariamente a los sacerdotes de tocar las campanas para que simpatizantes sandinistas "indefensos" acudieran y fueran según ella "capturados, golpeados e incluso asesinados" por los manifestantes, no obstante los videos y fotografías en redes sociales demuestran lo opuesto a lo argumentado por la vocera.


A raíz de la crisis de 2018, el régimen Ortega-Murillo inició una arremetida contra la Iglesia Católica, lo que ha provocado que decenas de sacerdotes tuvieran que exiliarse, otros fueron desterrados y expulsados del país. También han prohibido la celebración de actividades en la vía pública como procesiones tradicionales en Semana Santa y en la Purísima.

Comentarios


bottom of page