Periodismo independiente en medio de su martirio no renuncia a su vocación por la democracia



En el marco de la conmemoración del día internacional del periodista diversas organizaciones consideran que el gremio de comunicadores en Nicaragua han vivido un “martirio” durante la administración estatal de Daniel Ortega. Prueba de ello es el exilio de más de 20 periodistas que en los últimos dos meses han abandonado Nicaragua para evitar ser apresados por ejercer su profesión.


Un comunicado conjunto entre Periodistas y Comunicadores Independientes, el Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más y el grupo Acción Penal revelan que el comportamiento de las autoridades nicaragüenses es flagrantemente contrario a lo que establece la Constitución Política de nuestro país en sus artículos 30, 66, 67 y 68.

Desde que Daniel Ortega ha estado en el poder (2007 – 2022) se registran 51 medios de comunicación y 16 espacios informativos que han desaparecido del mapa nacional de libertad de expresión. Al “comandante” se le olvidó horar el pacto firmado en Chapultepec en el año 2001, cuando aspiraba a la silla presidencial.


Periodismo y democracia

Pedro Vaca, relator para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Rele-CIDH) reconoce que el gremio periodistico nicaragüense ha buscado los mecanismos para reponerse a los ejercicios duros de censura, pero a un alto costo.


“Las democracias y las instituciones están llamadas a valorar la labor de la prensa porque ayuda a la toma de decisiones públicas y porque en principio la críticas, el cuestionamiento, el escrutinio y la vigilancia que hace la prensa a la labor de las autoridades sirve para que se tomen mejores decisiones”, expone Vaca.




El funcionario de la CIDH teme que en algún momento haya un desgaste del periodismo en Nicaragua pero justo allí es cuando debe haber respaldo internacional para proteger e incentivar a los comunicadores.


“El periodismo le ha dado mucho a Nicaragua, a la región y al mundo en la documentación de esta crisis sostenida y de esta tragedia de derechos humanos, el periodismo le ha dado insumos de comprensión verificados de las violaciones a derechos humanos, el periodismo ha estado con las victimas, contando sus historias, ha estado haciendo escrutinio a la toma de desiciones públicas, el periodismo no renuncia a la democracia a la que renunciaron las autoridades cuando decidieron perseguir sistematicamente a toda voz disidente”, sostiene Vaca.

Manual de censura exportado

Desde la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) se considera que la persecución al periodismo en Nicaragua ha sido una especie de manual que ha promovido el gobierno de Daniel Ortega y que está empezando a replicarse en otros países de la región, lo cual constituye una alerta para organizaciones de comunicadores.





Carlos Jornet, de la Comisión de Libertad de Prensa de la SIP expone que en poco más de un año, lo que ha hecho el gobierno de Daniel Ortega no tiene comparación en latinoamerica.


“Yo me saco el sombrero por la lucha que está haciendo el periodismo independiente en Nicaragua, creo que la situación es realmente dramática, muy dificil ejercer periodismo pero no lo han doblegado”, refiere el directivo de la SIP.


Situación crítica generalizada

La situación del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS): paz, justicia, e instituciones sólidas en Nicaragua es crítica, con un total de 701 alertas, que representa un incremento de 149% de casos violatorios a la libertad de prensa con respecto al año 2020, según datos del informe sombra 2021 de la organización Voces del Sur.


Del total de casos, el 43% corresponde al uso abusivo del poder estatal, el 41% a agresiones y ataques y el 9% a procesos judiciales civiles y penales.

La Red Voces del Sur documentó los casos de dos periodistas presos, Miguel Mendoza y Miguel Mora, así como el caso del comentarista político jaime Arellano. Además de Cristiana Chamorro, quien es parte de la junta directiva del diario La Prensa, fueron capturados y también siguen presos su hermano Pedro joaquín, también directivo del medio, y su primo juan Lorenzo Holmann, presidente de la junta directiva del periódico y que fungía como gerente general.

El documento revela que la persecución contra periodistas en Nicaragua se da en todas las esferas, incluyendo el espacio digital. Existe una campaña permanente del gobierno Ortega Murillo contra periodistas y medios de comunicación independientes, a los que acusan de “golpistas”, haciendo alusión a las protestas ciudadanas de 2018 que consideran un “intento de golpe de Estado”. El gobierno despliega la mayor cantidad de instituciones gubernamentales posibles en su búsqueda de silenciar a periodistas.

Además de utilizar el acoso fiscal como mecanismo de amedrentamiento, también ha utili- zado al órgano que rige la propiedad privada.


Así es como el periodismo independiente de Nicaragua conmemora el día internacional del periodista.

AL MENOS SIETE MUERTOS POR ACCIDENTES DE TRÁNSITO EL FIN DE SEMANA