Policía mantiene “casa por cárcel” a San Jerónimo y San Miguel en Masaya


La policía prohibió las procesiones en Masaya por supuestas "razones de seguridad"

Doña Julia Pavón, es una ferviente devota de San Jerónimo en Masaya, quien todos los años se confunde entre la multitud que le baila al santo, ella es una promesante de antaño. Desde hace unos meses venía preparándose para ponerse su traje típico, encender una candela y participar de las procesiones del 30 de septiembre y siete de octubre, pero asegura que este año su corazón se siente embargado por la noticia que la Policía Nacional prohibió las procesiones, tanto de San Miguel como del patrono popular de Masaya.


“Esto es una burla al pueblo de parte del gobierno (de Nicaragua). Nos sentimos defraudados de las autoridades que dicen guardar el orden público, pero la realidad es que se están metiendo en asuntos religiosos y de fe, donde no tienen competencia porque son actividades de la iglesia. Esto no es más que un capítulo de represión contra nuestra iglesia. Le tienen miedo a la participación del pueblo en las actividades de Chombito y San Miguel”, señaló la devota.

Agregó que en muchos hogares de Masaya la gente hizo gastos para prepararse y recibir las visitas de las veneradas imágenes y que con esta prohibición se cae la falsa normalidad que vende el gobierno de que toda la población asiste con tranquilidad a los diferentes eventos en Nicaragua, porque lo que están ejerciendo es un estado de temor entre la gente, porque no hay libertad de culto ni de manifestación religiosa, como son los casos de las fiestas de San Miguel y San Jerónimo.


Las fiestas patronales de Masaya son consideradas las mas largas de Nicaragua

Un allegado a la parroquia San Jerónimo, que prefirió el anonimato, indicó que la cancelación de estas expresiones populares es un precedente en Masaya, porque ningún gobierno ha prohibido las festividades de San Jerónimo y San Miguel, por lo que asegura que esto no es más que parte de la histeria del actual gobierno sandinista, y que no le compete a la Policía suspender el culto procesional a San Jerónimo y San Miguel.


“En Masaya hay un doble rasero, porque por una parte la Alcaldía (sandinista) hará su propia festa patronal, organizando concursos de la reina de las fiestas patronales, la india bonita, hípica, fiestas populares, todo dizque en honor a San Jerónimo, pero por otro lado, la Policía le prohíbe a la iglesia la salida de los santos, aduciendo razones de seguridad", añadió el consultado.

Para esta actividad muchos promesantes ya habían preparado la alimentación para los miembros de las cofradías, habían contratado las horas con los filarmónicos, la compra de pólvora, camisetas alusivas, y la preparación de las ofrendas, sin embargo no hay forma de regresar toda esa logística.

“Incluso muchos sandinistas que andan metidos en las cofradías están muy enojados con esta decisión de la Policía, porque anduvieron vendiendo las camisas con las estampas de San Jerónimo y San Miguel para que la gente las luciera en las procesiones, aquí hubo muchos gastos, incluso la población y los masayas que están en el extranjero aportaron para la restauración de las dos imágenes de tata Chombito, para que una de ellas saliera en procesión”, aseguró un devoto.

Las procesiones de San Miguel y San Jerónimo quedaron prohibidas este año por la Policía / Foto: La Prensa

Para este lunes 19 de septiembre está programado en horas de la tarde, la bajada de la venerada imagen de San Miguel en la parroquia del mismo nombre y este martes 20 de septiembre a la una de la tarde será la de San Jerónimo. Ambas imágenes solo estarán expuestas en el interior de sus templos para ser visitada por sus devotos.

AL MENOS SIETE MUERTOS POR ACCIDENTES DE TRÁNSITO EL FIN DE SEMANA