Familiares temen por la vida de presos políticos en huelga de hambre en El Chipote




Familiares de los más de 23 presos políticos detenidos en las Celdas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), mejor conocida como El Chipote, expresaron su preocupación ya que desde hace 52 días no han podido ver a sus seres queridos, por ende no saben nada de la situación de salud en que se encuentran.


A través de un comunicado, las familias expresaron tener una mayor angustia en los casos de Miguel Mendoza, Roger Reyez, Irving Larios y Dora María Téllez, ya que se encuentran en huelga de hambre desde mediados del mes de septiembre, por lo que su vida se encuentra en un peligro inminente.


"Es urgente mencionar, que están en especial riesgo de salud y vida de Miguel Mendoza, Roger Reyes, Irving Larios y Dora María Téllez, quienes desde el mes de septiembre iniciaron una huelga de hambre como medida de prisión para que se ponga fin a las condiciones inhumandas y les permitan ver a sus hijas", demandan los familiares en la misiva.

En ese sentido, exigen que a sus familiares se les brinde atención médica especializada, alimentación adecuada y la garantía al respeto a sus derechos humanos. "Tememos que puedan morir en ese centro de tortura. Cada día que pasa sus vidas corren peligro.


Tanto Mendoza como Reyes tienen más de 370 días sin ver a sus pequeñas hijas; en tanto la exguerrillera y el opositor piden el fin de las acciones infrahumanas y solicitan acceso a material de lectura.


Desconocen condiciones tras huracán Julia


En la misiva, los familiares también externaron sus dudas, sobre el manejo que hicieron los agentes policiales en El Chipote en el paso de Julia.


"Se vuelve aún más desesperante esta incerditumbre, con el paso del huracán Julia que fue degrado a Tormenta Tropical. Desconocemos que pasó don ellos o como actuó la institución policial para resguardar su seguridad, tomando en cuenta que en algunas celdas hay mucha humedad e incluso se inundan".

Según las autoridades, Nicaragua lleva contabilizado en gastos parciales por Julia aproximadamente 300 millones de dólares, en reconstrucción de muelles, puertos, etc.