Sacerdote matagalpino cumple su cuarto aniversario de Ministerio Sacerdotal bajo detención



La Diócesis de Matagalpa, recordó este 24 de noviembre el cuarto aniversario de

haber sido ordenado sacerdote el padre Sadiel Antonio Eugarrios Cano, quien se

encuentra detenido desde hace más de 90 días.


“El padre Sadiel, es uno de los 4 sacerdotes, quien, junto a un diácono, dos seminaristas y un laico, estaban junto a Monseñor Rolando José Álvarez Lagos, en la Curia Episcopal de Matagalpa hasta la madrugada del 19 de agosto pasado. Lo encomendamos a la amorosa protección de Nuestra Señora de Guadalupe”, escribe la Diócesis de Matagalpa en su cuenta de Facebook.

Entre los comentarios de dicha publicación, una persona identificada como Yaya Place escribió: “Dios es tu refugio, tu fortaleza. Grande es el Señor. Mis oraciones para la protección de los sacerdotes, laicos, por nuestro obispo Rolando Álvarez y

presos políticos”.



Uriel Molinares se sumó a la petición de libertad de los reos de conciencia, además rogó que “la intercesión de (la Virgen) María Santísima y el poder del Espíritu Santo los cuide y pronto los libere del presidio injusto que sufren nuestros pastores y nuestro obispo Rolando Álvarez”.


Eugarrios nacido el 12 de diciembre de 1987, durante el estallido de las protestas civiles en Nicaragua en abril de 2018, aun siendo un seminarista que estaba a las puertas de su ordenación sacerdotal, decidió exponer su vida ante los disparos de las fuerzas paramilitares que atacaban a la población matagalpina.

Para evitar más derramamiento de sangre de civiles, ese año, el entonces joven seminarista, se puso en medio de la refriega sobre la carretera de circunvalación de la ciudad de Matagalpa, para pedir el cese de las agresiones contra la población civil.


Fue ordenado sacerdote el 24 de noviembre de 2018 por el Monseñor Rolando Álvarez en la Catedral de Matagalpa. En octubre de 2019 fue nombrado Primer Vicario de la iglesia San Pedro Apóstol Catedral, desde donde tuvo a su cargo varios proyectos pastorales hasta el día de su encierro en Managua.