• Redacción Central

Se agudiza la persecución estatal contra periodistas y dueños de medios en Nicaragua

El gobierno de Nicaragua a través del Ministerio Público ha involucrado en una supuesta investigación por lavado de dinero a varios periodistas, dueños de comunicación y extrabajadores de la Fundación Violeta Barrios.


La citatoria emitida por la fiscalía se deriva del proceso investigativo iniciado por el Ministerio de Gobernación contra Cristiana Chamorro, precandidata a la presidencia de la República por parte de la oposición. En un primer momento Chamorro fue citada junto a dos miembros de su exequipo administrativo para responder a cuestionamientos de recursos manejados entre el 2015 y el 2019, según la versión estatal.


El caso se extendió aún más cuando sorpresivamente varios periodistas fueron citados bajo el mismo proceso investigativo. Entre ellos Fabio Gadea Mantilla director de Radio Corporación, Maria Lilí Delgado corresponsal de Univisión en Nicaragua y Verónica Chávez copropietaria del canal 100% Noticias.

A la lista también se suman dos extrabajadores de la fundación Violeta, Guillermo Medrano excoordinador de proyectos de Derechos Humanos y Lourdes Arróliga, especialista en comunicación.

Esta acción por parte de la Fiscalía de Nicaragua es calificada como un intento por acallar las voces críticas de los hombres y mujeres de prensa de cara al proceso electoral de noviembre próximo.

CONGELAN CUENTAS


En medio de la lluvia de citatorias hacia los periodistas se conoció que el sistema de Justicia de Nicaragua ordenó congelar las cuentas bancarias de Cristiana Chamorro y ordenó a la entidades levantar el sigilo, según denunció en su cuenta de Twitter.