top of page

Sector porcicultor apuntan a un crecimiento de un 6.5% en producción nacional



La carne de cerdo en Nicaragua es parte de un delicioso plato típico conocido popularmente como “Chancho con yuca” que es reconocido tanto nacional como internacional, también es el principal ingrediente del tradicional nacatamal, y siempre va integrado a otros platillos nicaragüenses, para darle gusto hasta al más exigente paladar, es quizá que por eso que el sector porcino de este país celebra que cierran este 2022 con cifras positivas.


Marcos Umanzor, presidente de la Cámara Nacional de Porcicultores de Nicaragua, expresó que apuntan a un crecimiento de un 6.5 por ciento en temas de producción de carne de cerdo, y que andan entre 33 y 34 millones de libras de cerdo producidas a nivel nacional versus unos 20 millones de libras de carne congelada importada de Los Estados Unidos.



“Cabe hacer mención que el sector porcino es uno de los pocos que ha registrado números positivos a lo largo de unos 14 años consecutivos y en algunas ocasiones hemos obtenido crecimientos de hasta dos dígitos, somos un sector que apuesta mucho por Nicaragua, que apuesta por la mejora continua, por la producción de carne de cerdo de calidad, por lo tanto invitamos a la población a que consuma carne de cerdo de granja sin ningún problema”, afirmó Umanzor.

Recalcó que por eso tienen prácticas inocuas en granjas y en los mataderos. Por otra parte, explicó que este 2022 no ha sido un año fácil porque han venido experimentado un incremento en unos tres a cuatro alimentos balanceados y que lastimosamente ese aumento se tiene que ver reflejado hacia el consumidor final.



“Las alzas las tenemos porque lastimosamente en Nicaragua contamos con empresas distribuidoras de alimentos balanceados que prácticamente fungen como un oligopolio (que acaparan y venden determinados productos) porque son tres o cuatro empresas las que manejan el alimento balanceado en este país”, añadió el agremiado.

Indicó que como Cámara de Porcicultores han conversado a lo interno el tema de que en un futuro no muy lejano puedan tener la capacidad de poder producir su propio alimento balanceado que sería de mucho beneficio para este sector en cuanto a que les bajaría los costos de producción, por lo que esta baja se vería reflejada al consumidor final.


Mencionó que para el año 2023 tienen previstas algunas metas, entre estas, seguir tratando de aglutinar más socios para la Cámara de Porcicultores, asimismo seguir promoviendo el consumo de esta carne a través de una campaña digital que tienen, además poder abrir algún mercado para posicionar en algún momento esta carne en el extranjero y poder dinamizar la economía nacional.

Comments


bottom of page