top of page

UE y EEUU califican como "injustificable" y "deplorable" el despojo de la nacionalidad a opositores


Brian Nichols calificó como un "acto deplorable" el despojo de la nacionalidad a opositores

Las reacciones de la comunidad internacional ante la decisión de Daniel Ortega de despojar de la nacionalidad y de los bienes a 94 opositores nicaragüenses en el exilio no se hicieron esperar, Estados Unidos y la Unión Europea condenaron estos hechos y lo ven como un retroceso en la búsqueda de la democracia.


Un portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), calificó como "injustificable" el retiro de la nacionalidad a los opositores, entre los que se encuentran sacerdotes, periodistas, exdiplomáticos, escritores, entre otros.


"Estas acciones son injustificables y corren el riesgo de profundizar el aislamiento internacional de Nicaragua... Esta decisión constituye una violación de los derechos fundamentales y es contraria al derecho internacional", dijo el portavoz europeo en un comunicado.


Asimismo, Brian Nichols, Subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, manifestó a través de su cuenta de twitter que la confiscación de bienes y el despojo de la nacionalidad son "actos deplorables" cometidos por Daniel Ortega.


"Condenamos las acciones de hoy (ayer miércoles) del Gobierno de Nicaragua de quitarle la nacionalidad a otros 94 ciudadanos nicaragüenses. Este acto deplorable aleja más a los nicaragüenses de la democracia que se merecen".
Ex colaboradores del Gobierno y defensores de DDHH se encuentran en la lista de los 94 opositores que perdieron su nacionalidad

Organizaciones internacionales de Derechos Humanos, también se pronunciaron ante estas arbitrariedades que está cometiendo el Gobierno de Daniel Ortega con al menos 317 ciudadanos nicaragüenses, 222 de ellos desterrados a Estados Unidos, más 94 exiliados y Monseñor Rolando Álvarez que fue condenado a 26 años de cárcel.


Tanto la CIDH como la OACNUDH rechazaron esta decisión del Estado y dijeron sentirse "alarmadas" ante las noticias de más personas a las que se les retiró la nacionalidad nicaragüense.


Por su parte, los opositores en el exilio afectados con esta medida han utilizado sus redes sociales para expresar que se sienten "más nicaragüenses que nunca" y que el Gobierno no les puede quitar su nacionalidad.


Comments


bottom of page