top of page

El Vaticano insta a diálogo en Nicaragua y expresa preocupación por informe sobre situación de DDHH


El Vaticano expresó en la ONU su preocupación por la situación de Nicaragua

La delegación de El Vaticano conformada por Monseñor Fortunatus Nwachukwu se pronunció este martes en la 15ava reunión en el 52 período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas sobre el informe leído por el Grupo de Expertos sobre la situación de Nicaragua con respecto a las violaciones de los DDHH.


El representante del Papa Francisco, dijo que la Santa Sede acoge con "preocupación" el cierre de ONG´s, medios de comunicación y asociaciones religiosas ligadas a la Iglesia Católica.


"Es con preocupación como leímos el informe de expertos de DDHH sobre Nicaragua que habla del deterioro de la situación sociopolítica y de DDHH en el país con restricciones a la libertad de expresión, de asamblea pacífica y de asociación cada vez mayores, entre otras medidas represivas de los críticos del Gobierno, periodistas y defensores de derechos humanos, así como miembros de la Iglesia Católica; con el cierre de medios independientes de comunicación y ONG, incluyendo organizaciones de fe, todo ello es motivo de preocupación", dijo el observador permantente del Vaticano.

Monseñor Nwachukwu que durante algunos años fungió como Nuncio Apostólico para Nicaragua, mencionó en su participación que el Papa Francisco insta a un diálogo entre la oposición y el Gobierno para darle una solución pacífica a esta crisis que dejó más de 300 muertos y ahora más de 300 personas desterradas.


"Esta delegación desea hacerse eco del llamado del Papa Francisco a que se superen las hostilidades y se busquen espacios para el diálogo constructivo entre las partes, sentando las bases para el retorno a una consistencia pacífica sobre la base del respeto de la dignidad y el derecho de todas las personas, en particular de los que están en una situación más vulnerable que se ven afectados por desproporcionadamente por las actuales circunstancias", expresó el diplomático religioso.

La declaración leída por el observador de la Santa Sede, se basó en el mensaje del Papa Francisco leído en el mes de febrero, donde por primera vez se pronunció fuertemente con respecto a la situación de Monseñor Rolando Álvarez y donde pidió al Gobierno una "apertura de los corazones".


En esa misma línea, en declaraciones a medios independientes en Suiza, Monseñor Fortunatus, expresó su sentir por la condena de 26 años impuesta al Obispo de Matagalpa y dijo que El Vaticano "está haciendo algo" para liberarlo.


"Estoy muy, muy triste por lo que pasa a Monseñor Rolando y lo que pasa en Nicaragua. Conozco el país, he trabajado en Nicaragua durante cinco años con todos los lados, con el pueblo nicaragüense, con la Iglesia y también con el Gobierno. Lo que sucede es como si yo no reconociera más a la Nicaragua que tanto yo amé y amo", manifestó.

Comentarios


bottom of page