Bluefields y Corn Island se mantienen incomunicados por efectos de tormenta Julia


Bluefields y Corn Island se encuentran incomunicadas tras el paso de Julia / Foto: Radio Uraccan Siuan

Desde la noche del sábado hasta las 10:30 de la mañana de este domingo Bluefields y Corn Island se mantienen incomunicados tras el paso de Julia, que azotó el Caribe de Nicaragua como huracán categoría 1.


La vocera del Gobierno, Rosario Murillo confirmó que debido a la caída de líneas de fibra óptica y cortes de energía preventivos en varios municipios del Caribe se ha perdido la comunicación, por lo tanto se está haciendo uso de teléfonos satélitales para conocer las afectaciones causadas por Julia.


"estamos trabajando en coordinación y comunicación con todos aquellos lugares donde no hemos perdido la comunicación. porque sí como consecuencia de la caída de líneas, caída de fibra óptica y luego también el hecho que por protección se ha cortado la energía... en Corn Island y Bluefields hay perdida de comunicación, pero estamos comunicados por teléfonos satélitales", dijo Murillo en medios oficialistas

La Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (ENATREL) espera restablecer la electricidad y las comunicaciones "poco a poco" y donde sea viable.


Gobierno no reporta incidencias mayores


La vicemandataria informó que en su trayectoria por Nicaragua se mantendrán las incidencias como desprendimiento de techos y árboles, a como ya se han reportado en municipios como Río Blanco, Managua, Santo Domingo, entre otros.



"Las incidencias gracias a Dios han sido materiales y menores no tenemos hasta este momento reportado ninguna persona fallecida"

Asimismo, informó que aproximadamente 9,500 personas fueron trasladadas a albergues pero la mayoría ya retornó a sus comunidades.



Julia ya es Tormenta


A eso de las 8:50 de la mañana, Julia se degradó a Tormenta Tropical mientras avanza sobre la región Central de Nicaragua, según la última actualización del Centro Nacional de Huracanes.


Pese a que ya es tormenta, Julia continúa presentando vientos de entre 105 y 110 kilómetros por hora y podría provocar deslizamientos de tierra e inundaciones que pueden poner en riesgo la vida de las personas.

En tanto, líneas aéreas han cancelado los vuelos hacia Nicaragua provenientes de Panamá, Miami y El Salvador.