top of page

Eurodiputados promueven iniciativa que busca cerrar los centros de torturas incluyendo el Chipote



Eurodiputados promueven una iniciativa que podría acabar con los centros de torturas de distintos países a nivel mundial incluyendo aquellos que viven bajo regímenes autoritarios entre ellos Nicaragua.


El europarlamentario José Ramón Bauzá explicó en su intervención que las paredes de estos centros son testigo de las torturas a sus presos:"En el Helicoide en Venezuela, en el Chipote de Nicaragua y en Mar Verde de Cuba las torturas buscan anular la dignidad de los hombres", dijo.


Bauzá quien mantiene una posición crítica contra el gobierno de Daniel Ortega por la violación a los derechos Humanos dijo que en el caso de Nicaragua Monseñor Rolando es un vivo ejemplo de que las cárceles estan siendo utilizadas con fines violatorios.


"Ya hemos hablado de Venezuela, ya hemos hablado de Cuba, pero también de la realidad en el Chipote donde el Arzobispo Álvarez esta siendo torturado y esta siendo recluido, por tanto yo creo que sobran palabras porque los verdaderos protagonistas son han hecho no solamente estar aqui sino la posibilidad de vivirlo, yo le sugiero a aquellos que no se hayan puesto esas gafas de realidad virtual no que se las pongan sino que respiren hondo antes de ponérselas", dijo Bauzá.

Bauza sostuvo que se podría hablar de cualquier país que, simplemente, tiene un déficit de la libertad y derechos humanos, dos principios universales de los cuales el parlamento de Europa se "llena la boca": Es desgarrador (…) hay dos tipos de tortura; la tortura física que es la que acaba en el tiempo y la tortura psicológica que es la que no tiene tiempo para acabar", expresó.




El Eurodiputado agrego que: "las palabras de libertad y todo eso que decimos aquí también estan siendo mancilladas, unos metros más allá en otra institución donde hay disctadores sentados a la mesa (...) por lo tanto no seamos hipócritas y digamos de éste parlamento porque nosotros si lo hemos hecho, resoluciones contundentes para apoyar la libertad en los países de Venezuela, Cuba y Nicaragua".


Leopoldo Gil quien es considerado el referente de esta inciativa calificó como algo conmovedor y la condición más canalla lo que un ser humano pueda ejercer cuando tortura a otro al extremo de desear morir antes de seguir sufriendo la tortura.


Gil dijo que la tortura es una política de Estado en muchísimas partes del mundo, no solamente en Venezuela, Cuba, Nicaragua, Bolivia: "Supuestamente nosotros, dijimos hace mucho tiempo y firmamos un compromiso cuando visitamos los campos de concentración como Archist y dijimos nunca más, nunca más". Recordando que en 1948 se firmó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, acuerdos donde se repudian los maltratos a los seres humanos, pero lamentó que esos acuerdos se hayan olvidado.



bottom of page