top of page

Ticavisión denuncia detención de su camarógrafo en Nicaragua


Ticavisión denunció que Kevin Martínez fue detenido en Nicaragua por el régimen
Ticavisión denunció que Kevin Martínez fue detenido en Nicaragua por el régimen

El medio de comunicación costarricense TicaVisión, denunció este miércoles que su colaborador Kevin Martínez, fue detenido por la policía al momento que se encontraba visitando a sus familiares en su pueblo natal Diriomo, departamento de Granada.


Martínez retornó al lugar que abandonó el 31 de diciembre del año 2022, luego de ser golpeado y detenido por agentes policiales al momento que cruzaba el Parque Central, tras ser acusado de ser “tranquero”.

“Nuestro colaborador, camarógrafo y monaguillo Kevin Martínez, se encontraba de visita en su patria Nicaragua, visitando a sus familiares, cuando sin mediar y sin portar ninguna orden judicial, fue secuestrado por la policía sandinista, y encarcelado, acusado de subversivo”, resaltó TicaVisión en su denuncia en redes sociales.


En su denuncia, TicaVisión recuerda que miembros de la policía sandinista, visitaron hace meses casas de los familiares del camarógrafo de 17 años, pidiéndoles disculpa por el hecho violento ocurrido en diciembre del año pasado, y les hicieron saber que podía retornar a su patria e incorporarse a sus labores de monaguillo, sin amenazas de ser detenido.

Eso lo hizo confiarse y Kevin decidió retornar a su pueblo para ver a su familia. Ahora la situación empeoró, porque desconocen el paradero del joven. Solo tienen la certeza, que policías se lo llevaron.

Gente cercana al monaguillo, recuerdan que él había recibido amenazas de cárcel de parte del Comisionado Ramón Avellán, cuando llegó en búsqueda del sacerdote Manuel García, de la parroquia Jesús Nazareno de Nandaime.


El joven recibió amenazas del Comisionado Ramón Avellán en 2022
El joven recibió amenazas del Comisionado Ramón Avellán en 2022

Desde su niñez, Kevin Martínez, abrazó la fe católica, que fue inculcada por su abuela. Su primer servicio fue en el grupo de monaguillos en la parroquia de Candelaria de Diriomo, luego prestó sus servicios en la pastoral de comunicación, donde realizaba el trabajo de camarógrafo en la transmisión de la misa.

Este joven se había exiliado en Costa Rica al igual que miles de nicaragüenses que huyeron del régimen. Salió solo con la ropa que llevaba puesta y con un poco de dinero para subsistir algunos días, con la esperanza de retornar a una Nicaragua en democracia.


Martínez había dicho que tenía intenciones de volver para continuar su trabajo en la iglesia y un día ingresar al seminario para formarse como sacerdote. Pero ahora se encuentra atrapado en las cárceles del régimen de Ortega, sin que sus familiares conozcan en qué condiciones.

コメント


bottom of page