top of page

Seis personas que estarían vivos si Daniel Ortega no hubiera liberados a sus asesinos


Las liberaciones de presos comunes realizadas por Ortega han causado luto en varias familias
Las liberaciones de presos comunes realizadas por Ortega han causado luto en varias familias

Seis personas han sido víctimas de delincuentes a quienes Daniel Ortega les ha dado libertad bajo el concepto del “perdón presidencial”, una figura inventada por su régimen, que ha sacado de las cárceles a más de 10 mil hombres y mujeres que no terminaron de honrar cuentas anteriores con la justicia. 


Los liberados purgaban condenas por distintos delitos en todos los sistemas penitenciarios a nivel nacional. Ortega y su régimen, “ha cedido libertad sin que hubiesen logrado ni arrepentirse de sus crímenes, menos, que hayan logrado una rehabilitación plena para reintegrarse a la sociedad”, dice una promotora de derechos humanos que por encontrarse en el país, pide que sus comentarios sean reproducidos con identidad protegida. 


“El perdón presidencial no existe en la legislación nicaragüense”, dice por su lado una abogada que también milita en una organización feminista. “Eso es un invento, como ha sido la sacadera de decenas de personas privadas de libertad que no están listas para volver a la sociedad y que hemos visto, vuelven a delinquir”, dice la promotora de los derechos de la mujer.

Presas comunes en una de las liberaciones ordenadas por Daniel Ortega
Presas comunes en una de las liberaciones ordenadas por Daniel Ortega

La activista también señala que las leyes del país, solo establecen el indulto, un privilegio que solo puede otorgar la Asamblea Nacional mediante un proceso establecido en el numeral 3, del Artículo 138 de la Constitución Política del país. Que si bien es cierto, puede aprobarse tras iniciativa del Ejecutivo, debe ser sometida a votos como toda ley del país. 


Régimen con responsabilidad en reincidencias


La otra forma de liberación es la medida Convivencia Familiar, la que es otorgada por orden judicial, tras un proceso también y que lo establece la Ley de Régimen Penitenciario y Ejecución de Pena en su artículo No. 60. Este privilegio se otorga cuando priva la certeza de la cercanía a una libertad definitiva, dice el articulado.


En las decenas de liberación del régimen y que publicita en los medios de prensa oficiales sin dar detalles de los delitos cometidos o el estatus de las penas a quienes libera,  ninguna de las figuras legales se han aplicado. “El resultado ha sido desastroso y hay víctimas. El régimen que irresponsablemente liberó al victimario es un cómplice indirecto de lo que ha ocurrido”, dice la abogada que mencionó femicidios en los actos de reincidencia. 



Desde que Daniel Ortega comenzó a excarcelar a reos comunes saltándose los procedimiento legales, hay mujeres que fueron asesinadas por hombres que salieron de la cárcel bajo la figura del “perdón presidencial, aseguran las organizaciones feministas del país.


“Estos agresores salieron sin haberles hecho algún estudio psicológico, sin establecer un perfil que sostuviera que estaban rehabilitados. Muchos, ni siquiera habían pasado al menos la mitad de la pena que les impusieron. El resultado: más crímenes”, acusó la experta.

 Las víctimas del perdón presidencial


La última víctima de los indultos de Daniel Ortega y de Rosario Murillo es el joven Dereck José Gómez Tijerino, de 22 años, quien laboraba en el área administrativa de la Empresa Portuaria de Nicaragua, EPN.


Dereck José, quien había sido reportado como desaparecido desde el cuatro de enero, fue hallado tres días después, el domingo siete de enero, sin vida,  en un predio baldío cercano a Catedral de Managua. El cuerpo estaba a pocas cuadras de las oficinas de la Policía. La víctima presentaba cuatro cuchilladas en distintas partes, entre ellos el cuello y tórax, señaló Medicina Legal en su dictamen.


El 11 de enero, cuatro días después del hallazgo,  la Policía presentó a Kevin José González Matamoros, el responsable de la muerte del joven. Según la investigación, el móvil fue el robo. González Matamoros cumplía casi dos años de haber sido liberado bajo la figura del “perdón presidencial”. Purgaba prisión por cometer dos robos con intimidación, según detalló la misma Policía. 


Un cruel asesino  


El seis de octubre de 2023, la señora Cristina Cálix López, se rindió ante la muerte en el hospital “Antonio Lenin Fonseca”, producto de las lesiones de gravedad que sufrió a manos de su hijo Dimas Antonio Cálix Palma, quien la agredió con un hacha luego de sostener una acalorada discusión en la vivienda que ambos habitaban en el municipio de San Lucas, en el departamento de Madriz.


Reportes noticiosos señalaron que Cálix Palma, guardaba prisión por el delito de parricidio en grado de frustración en perjuicio de la misma víctima y en el año 2017 le acuñaron un robo con intimidación. Fue condenado a cuatro años de prisión, pero el 14 de febrero del año 2019, el régimen lo liberó, cuando ni siquiera había cumplido ni la mitad de su condena, denunciaron sus mismos familiares. 



El agresor también tenía pendiente una acusación por el delito de lesiones graves, en perjuicio de su cuñado Pablo Emilio Mejía Palma, pero igual, todo fue perdonado por Ortega y su régimen. Volvió a delinquir, esta vez con una víctima mortal; su propia madre.    


“Un Caín” liberado 


La mañana del 31 de diciembre de 2022, un crimen consternó a todo un barrio.  Doña Ivette Blanco, de 40 años de edad, fue asesinada de una cuchillada por su propio hermano Jesús Antonio Blanco, quien el 23 de diciembre de ese mismo año, salió de la cárcel bajo el régimen de convivencia familiar que cedieron los jueces del gobierno de Daniel Ortega.


Oscar Manuel García, de 42 años de edad, estranguló a Raquel de los Ángeles Salinas Barahona, de 35 años de edad, la noche del 31 de mayo de 2021
Oscar Manuel García, de 42 años de edad, estranguló a Raquel de los Ángeles Salinas Barahona, de 35 años de edad, la noche del 31 de mayo de 2021
Vecinos relataron que Jesús Antonio Blanco, de 44 años de edad, conocido en el barrio “Martha Quezada” como “El Chino”, llegó a la vivienda de su hermana y sostuvo con ella una discusión aparentemente por la casa que él exigía compartiera cómo herencia familiar. Como la hermana se negaba, él la atacó. 

El agresor liberado volvió a la cárcel, ahora con una condena de 17 años por el crimen contra su hermana. Familiares de la víctima, dijeron que el asesino, había jurado venganza, la que consumó al verse libre. 


Violento y desalmado, pero le agradó al régimen  


Raquel de los Ángeles Salinas Barahona, de 35 años de edad, se convirtió en otra víctima del perdón presidencial. La noche del 31 de mayo de 2021, fue estrangulada por su esposo Oscar Manuel García, de 42 años de edad.


Familiares de la víctima relataron que el femicida fue condenado en el año 2019 por violencia intrafamiliar, causa que había interpuesto Salina Barahona por maltrato físico y psicológicos en su contra. Un “perdón presidencial” que le fue otorgado el 13 de mayo del 2020, lo puso en libertad.  El hombre presionó por volver a casa y las agresiones continuaron.


En primera instancia, una hermana de Barahona la defendió pero ya en horas de la noche o madrugada, el verdugo regresó a la casa y cuando la víctima dormía, la asfixió con una sábana. Concretando las amenazas que le había hecho en otras ocasiones: “te voy a matar”. El 18 de abril de 2023, Óscar Manuel fue condenado otra vez, en esta ocasión a cadena perpetua.


“Mía o de nadie”, gritó el asesino 


El “régimen de convivencia familiar” que otorgó el régimen Ortega-Murilo fue la desgracia para una familia en el barrio Tierra Prometida, en el municipio de Tipitapa. La noche del 18 de diciembre del año 2020, William Antonio Avendaño Jarquín, de 25 años de edad, llegó a asesinar de cuatro disparos a su excompañera Dina Vanessa Balmaceda Silva, de 29 años.


La mujer dejó a tres niños en la orfandad. William Antonio Avendaño, tenía “múltiples antecedentes” por robo con intimidación, señaló la Policía mediante un comunicado, pero no explicó cómo logró la libertad. El delincuente fue detenido días después del crimen.   


“En ninguno de los casos se ha tomado en cuenta exámenes psicométricos que evidencien si realmente estas personas pueden regresar a casa. Es inconcebible que el gobierno libere a personas que pagan condena por agresión contra las personas y esos son los resultados cuando un sistema judicial es deficiente, cómo es el de Nicaragua”, critica la defensora de los derechos de las mujeres.

Nunca dejó de ser violento pero… 


La madrugada del domingo 13 de marzo de 2022, Óscar Antonio Rocha, asesinó a balazos a Moisés Antonio Aráuz. Testigos relataron que Rocha, quien había salido en un indulto presidencial tras haber sido condenado por cometer robos con intimidación, se acercó a su víctima cuando se encontraba platicando con unos amigos. 



El crimen ocurrió en una calle “Barrio Suizo”, en el municipio de La Dalia, en el departamento de Matagalpa. En un intento por salvarle la vida, Moisés fue trasladado por sus amigos a un hospital de la localidad, pero falleció en el camino. 


Horas más tarde, la Policía logró capturar al atacante, a quien le encontraron un revólver y varias porciones de droga, informó la Policía mediante conferencia de prensa. Óscar fue enjuiciado y volvió a prisión con otra condena a varios años de prisión.

留言


bottom of page