top of page

¿Dónde están los comunicadores de Radio Fe, secuestrados por la dictadura?

  • Familiares desconocen el paradero de los periodistas religiosos.


Un día especial debía ser el 7 de octubre para la feligresía católica esteliana por la celebración de la Virgen del Rosario, patrona de su Diócesis, para lo que se habían preparado los comunicadores de Radio Fe de Ocotal, María Asunción Salgado y Salvador Paguaga, sin imaginarse que ese día serían secuestrados por el régimen de Daniel Ortega.

Agentes de la dictadura comenzaron a operar en la ciudad a tempranas horas de la mañana de ese sábado, pues cada uno de estos jóvenes habrían sido secuestrados en sus casas, según una fuente cercana a sus familias. Ese mismo día, también fue secuestrado el padre Yesner Cipriano Pineda Meneses, también de Ocotal.


No hay muchos detalles de las circunstancias del secuestro de estos jóvenes, pues sus allegados y sus familiares prefieren evitar las declaraciones a los medios de prensa independientes por temor a la suerte de sus parientes y más represalias de la dictadura. Lo que se ha visto sí, es que muchas publicaciones de Radio Fe, fueron eliminadas de su portal electrónico.


“Algunas de nuestras fuentes dicen que posiblemente se los hayan llevado a Managua donde les están haciendo supuestas investigaciones y que en días o meses los inculpen por supuesta propagación de noticias falsas, ya que ambos, eran comunicadores y administraban la página de Radio Stereo Fe-Diócesis de Estelí”, expresó un feligrés que por obvias razones no quiso que publicáramos su identidad.


Obligados a callar

La página de Radio Fe en las redes sociales, había manifestado su apoyo por los sacerdotes secuestrados por quienes pedían oraciones, pero fueron obligados últimamente a retirar los mensajes.


“Si ahora se fijan, en la página de Facebook de Radio Stereo Fe - Diócesis de Estelí, quitaron la foto de perfil y las últimas publicaciones de hace unos días, al igual, quitaron publicaciones de apoyo a los sacerdotes de Estelí y Matagalpa, por lo que deducimos, que los obligaron a eliminar esas publicaciones”, prosiguió la fuente.

Radio Fe es propiedad de la Diócesis de Estelí. Transmitió en señal abierta desde Ocotal hasta el 23 de agosto de 2022, cuando la dictadura mandó a suspender su señal.



Por órdenes de TELCOR, el ente regulador del Estado que ahora responde únicamente a los intereses de la familia dictatorial Ortega Murillo, suspendió la licencia de la radio católica, Radio Fe, que únicamente quedó transmitiendo su señal por Internet.


Salvador Paguaga y María Salgado eran los administradores de la página en Facebook quienes a pesar de no hacer ninguna publicación política y solo por pedir por su pastores, también fueron secuestrados por la dictadura que este miércoles 11 de octubre, fue condenada una vez más por los países que forman parte de la Organización de Estados Americanos, OEA, por violentar los derechos humanos de los nicaragüenses entre ellos la libertad de culto.

“María Salgado y Salvador han sido unos jóvenes muy sanos, cariñosos y buenos amigos, muy apegados a sus familias, integrados con las buenas obras que desarrolla la iglesia que atiende al necesitado, pero en Nicaragua, ser buena persona se está convirtiendo en un delito para la dictadura sandinista cuyos dirigentes se destacan por crímenes y conductas reprobables”, expresó un maestro de Ocotal.


Advierten más secuestros


Los asedios en contra de parroquias de la diócesis de Estelí se han mantenido, tanto en Estelí como en otros municipios de los departamentos de Madriz y Nueva Segovia y fuentes ligadas a la policía de la dictadura, han advertido de más secuestros.


“Por favor, avisen a todos los medios de comunicación que darán persecución y arresto a los dos sacerdotes de Condega, Estelí (por su cercanía a monseñor Álvarez) y algunos de la ciudad de Estelí y Somoto. Esto para que ellos puedan escapar, así como lo hizo el padre Erick Ramírez”, advirtieron las voces en desacuerdo con los abusos.

No obstante al llamado, otra fuente de la iglesia advirtió que “el deber del sacerdote es mantenerse siempre al lado de su pueblo, aunque eso disgusta a la dictadura y los expone. El gobierno quiere ver los templos vacíos, sin sacerdotes ofreciendo el único sacrificio de salvación eterna de nuestro Señor Jesucristo. No será posible”, dijo un religioso.



Comments


bottom of page