Altos precios en las verduras y legumbres golpean economía de consumidores somoteños



Las subidas en los precios de las verduras y legumbres están golpeando severamente la economía de los hogares de muchas familias de la ciudad de Somoto, cabecera del departamento de Madriz, ya que ven que cada día sus recursos económicos no alcanzan para adquirir estos productos de consumo.


Las alzas en los precios de los perecederos son evidentes. La libra de papa, pasó de 15 a más de 30 y hasta 40 córdobas; el repollo, el cual se ha escaseado en los últimos días en los canastos de los módulos de los comerciantes del mercado municipal de la ciudad de Somoto, supera los 80 córdobas, mientras la chaya o chayote anda en más de 25 córdobas, antes se ofrecía en cinco; el tomate pasó de 10 a más de 30 córdobas la libra, según comerciantes consultados.


“Todo ha subido, entendemos que se debe al alto costo en los precios de todos los insumos agrícolas, principalmente el saco de abono, la urea, fungicidas o pesticidas y otros fertilizantes necesarios para el cultivo de hortalizas y plantaciones de papas, yuca, repollo, tomates, cebolla y otros”, manifestó Franklin Ramírez, comerciante de las cercanías del mercado somoteño.

Menos producción



Franklin Ramírez, quien también es productor, expuso que en las zonas de cultivo de estos productos de mercado ha disminuido por los altos precios en los insumos, muchos productores de hortalizas han reducido la cantidad de tierras que antes sembraban de chile jalapeño, chiltoma, tomates, cebollas, papas, repollo y pepinos, porque es más la inversión que la ganancia que queda de estos productos perecederos, indicó.


Agregó que las lluvias que no cesaron en este periodo que debió de ser canícula (tiempo del 15 de julio al 15 de agosto en el que dejaba de llover por un mes, conocido como veranillo) está afectando también porque se daña parte de las verduras y legumbres en las bodegas de los mismos comerciantes tanto mayoristas como minoristas, explicó.


Por su parte, la comerciante Sonia del Carmen Betanco, quien posee módulos al interior y en las inmediaciones del mercado municipal de Somoto, dijo que todo ha subido de precio desde el mes de junio lo que está causando la caída en las ventas porque el consumidor la piensa antes de comprar un producto si este no es tan necesario para el consumo en el hogar.


“La gente prioriza sus necesidades porque todo está caro ahorita, esperamos que esto se mejore pronto porque las ventas están malas y nosotros perdemos porque no se mueven estos productos que al final terminan dañándose”, aseveró Betanco, quien añadió que en parte tiene que ver con los precios altos de los insumos agrícolas que utilizan los horticultores para la siembra de estos productos y también por el tiempo (lluvias del invierno).

Mientras que doña Vilma López, habitante de la comunidad La Esperanza del municipio de Yalagüina, zona del departamento de Madriz, manifestó que ella siente que los precios en las inmediaciones del único mercado municipal de la ciudad de Somoto es más barato comprar que en el mercadito verde de su comunidad, yo siento que aquí están más barato los precios de las verduras que en mi localidad, donde todo está caro, dijo.


Doña Vilma, a quien encontramos haciendo compras en los módulos que se ubican a las afueras del mercado somoteño, admitió que todo está caro y que en los hogares no se ajusta para comprar los productos necesarios para el consumo diario, “todo está caro, pero aquí siento que venden más barato que en (la comunidad) La Esperanza de Yalagüina. Esperamos que ésto se componga y bajen los precios a finales de año”, señaló.