Canciller Moncada se queja por sanciones y asegura tienen el objetivo de ahogarlos económicamente




Este Miércoles el régimen de Nicaragua, Venezuela y Cuba elevaron su inconformidad por las sanciones de Estados Unidos contra estos países ante la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en la 39 sesión que tiene lugar en Buenos Aires, Argentina.


La queja fue por los bloqueos, sanciones y medidas ilegales que aseguran sufren por las instancias del Gobierno de Estados Unidos.


El canciller de Nicaragua Denis Moncada, dijo en su intervención que Nicaragua «históricamente ha resistido agresiones imperiales que se manifiestan en las llamadas sanciones que son ilegales, arbitrarias, unilaterales y que, como sucede con otros hermanos países, tienen el objetivo de ahogarnos económicamente, todo lo contrario de lo que se ha hablado en este periodo de sesiones».


El Ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de la República de Cuba, Rodrigo Malmierca, además de denunciar las medidas «coercitivas unilaterales de algunos Estados que violan la soberanía de otros países», se dirigió directamente a EE. UU.




El canciller venezolano, Carlos Farías, denunció y condenó lo que llamó las «terribles consecuencias que generan las medidas coercitivas unilaterales en contra de nuestros países».


No obstante esa política de Estados Unidos contra Caracas, Faría remarcó que, pese a las «sanciones coercitivas, unilaterales e ilegales», Venezuela «va a mostrar un importante crecimiento en la economía, que apuntala cerca del 10 por ciento de acuerdo a algunas apreciaciones», aunque «de acuerdo a otras incluso un poco más».


Las declaraciones tuvieron lugar en el contexto del llamado Diálogo de cancilleres y altas autoridades, celebrado en Buenos Aires en el marco del 39 período de sesiones de la Cepal, el cual ha contado, además de la presencia de los países miembros, de invitados de la Unión Europea y los propios Estados Unidos.