top of page

Grupo de países miembros de la OEA rechazaron acciones de Daniel Ortega contra opositores




Diecisiete de los 35 estados miembros del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (CP - OEA), firmaron una declaración donde condenan las más recientes acciones de Daniel Ortega contra opositores nicaragüenses, entre las que se encuentran el despojo de la nacionalidad, la confiscación y el destierro.


La declaración firmada por Argentina, Antigua y Barbuda, Barbados, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, Guyana, Jamaica, Paraguay, Perú, República Dominicana, Trinidad y Tobago y Uruguay, celebra la excarcelación de los 222 opositores y su llegada a Estados Unidos, pero condenan la forma en que fueron expulsados del país.

"Saludamos la liberación de 222 presos políticos nicaragüenses y su llegada a Estados Unidos...Tras meses y años en algunos casos, de detención injustificable, en condiciones muchas veces espantosas, la liberación de estos presos políticos estaba en espera y compartimos la alegría de las familias", cita textualmente la resolución divulgada por Estados Unidos.


En esta misma línea, los 17 países firmantes rechazaron la "cancelación arbitraria de la nacionalidad" a los 94 opositores nicaragüenses, la mayoría en el exilio, a quienes también se les confiscó ilegalmente sus bienes en el país y pasaron a ser propiedad del Estado, y consideran que se trata de un método de castigo y opresión

El grupo de países miembros del CP-OEA, recordaron al Gobierno de Daniel Ortega el artículo 15 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que expresa que todas las personas tienen derecho a una nacionalidad y nadie podrá ser privado arbitrariamente de ella.



De igual manera, expresaron su preocupación por la condena a 26 años de cárcel y la revocación de la nacionalidad a Monseñor Rolando Álvarez. Asimismo, recordaron la muerte del Hugo Torres en febrero de 2022 en circunstancias inquietantes.

"Seguimos instando al Gobierno de Nicaragua a que cese toda acción violenta contra la población de ese país y restablezca plenamente los derechos civiles y políticos, las libertades religiosas y el Estado de Derecho; y a que ponga fin a todas las formas de intimidación y hostigamiento contra periodistas, medios de comunicación y organizaciones no gubernamentales".

Asimismo, hacen el llamado al Gobierno Ortega-Murillo para que cumpla con los compromisos consagrados en la Carta Democrática Interamericana, que reconoce la democracia representativa como indispensable para la estabilidad, la paz y el desarrollo de la región, que Nicaragua firmó en 2001


Comments


bottom of page