top of page

Camoapa no tendrá pastorelas tras la prohibición de las procesiones por parte de la Policía



Las tradicionales pastorelas del Novenario del Niño Jesús de la parroquia San Francisco de Asís de Camoapa, se harán dentro del templo debido a que la policía del régimen ha restringido las procesiones, explicó la catequista Cruz María Flores.

Durante el novenario, dedicado al Niño Jesús, las pastorelas se han convertido en una tradición religiosa incorporada a la temporada navideña. Se trata de procesiones vivenciales que han revivido por años en las calles de Camoapa, el periplo de la virgen María antes del nacimiento de Jesús.

Las pastorelas comenzaron el día 16 de diciembre, junto al novenario con motivo del nacimiento de “el salvador del mundo”. Las procesiones visitaban hogares católicos, donde se escenifican las vivencias con las llamadas posadas. La historia se revivía con desfiles y cantos alusivos que recuerdan el viaje a Belén.

Una tradición al aire libre



Las pastorelas son impulsadas por los grupos de catequesis y en ella participan niños y niñas. “Ustedes saben cómo está la situación, que tenemos que pedir permiso para hacer procesiones, entonces la parroquia tomó la decisión de reducir las actividades dentro del templo”, explica Flores.

Quienes organizan las actividades, esperan que la comunidad mantenga el espíritu navideño y se integre al programa festivo que ahora será dentro del templo parroquial. “Ya desde este lunes, algunas personas comenzamos con la colocación del nacimiento, porque así lo ha solicitado nuestro Párroco, para que tengan la oportunidad de rezar frente al pesebre”, comenta la responsable.


Recogimiento espiritual


La Navidad es una fiesta en varios ámbitos de la vida en una comunidad, pero la iglesia siempre ha destacado la parte espiritual, debido al significado que tiene el nacimiento del Niño Jesús. “Es un tiempo de oración y hay que pedirle al señor en su infancia que nos brinde fortaleza”, enfatizó el padre Mario Talavera, párroco de la Iglesia San Francisco de Asís, durante la misa dominical del pasado once de diciembre.



En esta temporada, la iglesia celebra el tiempo de adviento como un ejercicio espiritual que prepara a la comunidad antes del nacimiento del Niño Jesús para vivir la fiesta de la Navidad, los templos y hogares católicos hacen decoraciones alusivas, aunque la influencia de otras culturas incorporan elementos como el árbol y a personajes como San Nicolás.


En Camoapa, la tradición de la Navidad contaba con las pastorelas, pero esa experiencia vivencial tendrá que llevarse dentro de los hogares y templos católicos. Este año, no se escucharán por las calles más los cantos de niños y niñas que acompañan a la representación de la virgen María montada en una burrita y en busca de una posada generosa.


bottom of page