top of page

Conteo preliminar: al menos 57 fallecidos durante Semana Santa en Nicaragua



La Semana Santa que finalizó, dejó en Nicaragua una cifra preliminar de al menos 57 fallecidos, de acuerdo a un monitoreo de noticias realizado para este reporte. Las causas principales de estas muertes, son sumersión de bañistas, accidentes de tránsito y violencia.


Hasta las 9:00 de la noche de este Domingo de Resurrección, al menos 27 personas habían perdido la vida en distintos balnearios del país, la mayoría de las víctimas son personas jóvenes, quienes se introdujeron al agua de forma imprudente, mientras que otros, lo hicieron bajo los efectos del alcohol, señalaron medios departamentales.


Las muertes por sumersión despuntaron con una tragedia familiar la noche del Miércoles Santo, cuando tres miembros de una misma familia, viajaban a bordo de una panga junto a otras personas y se volcaron en las aguas del Río San Juan.

Familia es de Managua


En el incidente, cinco personas fueron rescatadas y otras tres, padre, madre e hija, resultaron desaparecidas, siendo encontrados dos días después los cuerpos del padre y su hija. Las víctimas fueron identificadas como Elvin José Ponce Picado y su hija Brigitte Nicole Ponce Zapata, de 16 años. El cuerpo de la madre, doña Juana Mercedes Zapata González, aún no ha sido encontrado.



Los rescatados con vidas en esta tragedia fueron identificados como Marina del Socorro Rocha Obando, de 80 años de edad, Martin Rocha Ponce, y Alex Rocha Espinoza, chofer de la embarcación “quien supuestamente iba tomado”. El adolescente Jafet Ponce Zapata de 14 años, también hijo de la misma familia, fue rescatado con vida la noche de la tragedia.


La familia era originaria de la Colonia 14 de septiembre, en Managua y viajaban del municipio de Morrito hacía la Isla San Fernando, jurisdicción de Solentiname, en San Carlos, sobre las aguas del Lago Cocibolca.


Otros ahogados


Entre otras víctimas por ahogamiento se cuenta una niña de nueve años y cuatro niños entre las edades de siete y nueve años. Las tragedias ocurrieron en varios balnearios del país. Sus identidades se darían a conocer en las próximas horas en el informe oficial de las autoridades.




Otra víctima es el joven Ariel Pineda, quién perdió la vida al intentar cruzar la presa Hidro Pantasma, ubicada en la comunidad de Antioquia, en Santa María de Pantasma. Antes de la tragedia, Pineda consumía licor con sus amigos.


Otro menor falleció por sumersión en el río Kininowas, ubicado en el municipio de San José de Bocay. Otra víctima fatal, fue identificada como Santos Ernesto Zeledón de 56 años, quien en estado de ebriedad entró al río ubicado en la comunidad de la Marañosa en el municipio de Wiwili y no pudo salir.


La noche de este domingo, Cruz Roja Nicaragüense, informó de forma preliminar que habría rescatado a al menos 196 personas en los últimos cuatro días. La Institución de socorro, estuvo presente en 105 balnearios con 2 mil voluntarios, quienes estuvieron salvaguardando la vida de los bañistas.

19 fallecidos en la vías


Los muertos por accidentes de tránsito también engrosaron la lista de decesos durante la Semana Mayor de este año en el país. Hasta la noche de este domingo, al menos 19 personas habrían muerto en distintas vías del país, señalaron informes locales.

La tragedia que ha causado más conmoción entre los nicaragüenses es la muerte de Alfredo Antonio Acosta Oporta de 38 años, quien murió atropellado cuando viajaba en su motocicleta frente al antiguo hospital Fernando Vélez Paiz, sector del 7 Sur, Managua.

Acosta Oporta, quien se desempeñaba como mesero en un restaurante cerca del lugar del accidente, falleció producto de un trauma craneal severo y múltiples fracturas. Acosta Oporta, fue atropellado por su mismo jefe. La policía investiga si esta muerte fue intencional.


También se reporta el vuelco de una camioneta que dejó a varias personas lesionadas en el Caribe Norte de Nicaragua. Aquí no se reportaron fallecidos.



El sábado, al caer la tarde, el conductor de una camioneta Toyota Hilux de una cabina, color blanco, placas CT-17275, embistió a Saúl Urbina, originario de la comarca San Ramón, jurisdicción de Juigalpa, provocando su muerte al instante. El occiso cargaba un tercio de leña, sin embargo, todo quedó regado a la orilla de la carretera.


La tragedia ocurrió en el kilómetro 143, carretera Juigalpa-El Rama. Después de impactar al peatón, el conductor de la camioneta de quien no logramos obtener su identidad, intentó darse a la fuga, pero en ese instante, el desprendimiento de la barra de transmisión frustró las intenciones.


Otra víctimas en las vías fue identificada como Elías Trujillo Gómez de 25 años de edad, quién falleció en San Dionisio, carretera Las cuatro Esquinas-San Marcos, Carazo. Según el registro realizado por Benemérito Cuerpo de Bomberos de Carazo, el joven manejaba una motocicleta color blanca, placa número M 118103 y al momento del accidente, catapultó a dos personas más, quienes responden a los nombres de Josefa de los Ángeles Solís de 19 años y a Marcos Guillermo Alemán de 44 años.


Las dos personas accidentadas, fueron trasladadas hacia un centro asistencial y al momento del percance se dirigían hacia su vivienda. Trujillo Gómez no sobrevivió al accidente.

Femicidios y un crímen de odio


En Semana Santa, también se reportaron al menos ocho crímenes, entre ellos dos femicidios y el asesinato, contra un miembro de la diversidad sexual, en Managua.

Entre los femicidios, sobresale el de María Auxiliadora Jiménez Hernández, de 27 años, quien la mañana del Jueves Santo, fue asesinada de 18 cuchilladas en distintas partes del cuerpo al ser agredida por su pareja, Bayardo Obando, de 42 años.

Al momento del crimen, la víctima se dirigía a un centro asistencial de Carazo, en busca de atención médica para sus hijos, uno de ellos con discapacidad. Bayardo Obando asesinó a su pareja enfrente de su madre y sus dos hijos. En el incidente, la mamá de la víctima resultó herida cuando intentó defenderla.


Esa misma semana, en la comunidad indígena Tasbapouni, del municipio de Laguna de Perlas, en la Costa Caribe Sur de Nicaragua, también fue asesinada Shana Ada Willis Bendlys, a manos de Jessy Chavarría Prudo, quien sigue prófuga de la justicia hasta el momento de este reporte.

Shana Ada Willis Bendlys, era madre de dos menores de 10 y 11 años que desde hoy se suman a las crudas estadísticas de víctimas directas por femicidios en Nicaragua.


Otro hecho violento es el que investiga la policía por el deceso de Ariel José Mendoza Espinoza, de 36 años, conocido como “La Mendoza”, quien tenía ocho días de estar desaparecido.

El cuerpo fue encontrado calcinado en un predio de La Curva, en Sabana Grande, Managua. La policía del Distrito Seis, ha detenido a tres personas y se encuentran, tras la pista de un cuarto sospechoso. El hecho ha consternado a los managuas.


Comments


bottom of page