top of page

Migrantes venezolanos lamentan decisión de EEUU: "Muchos vendieron sus cosas"


“Muchos venezolanos vendieron sus cosas para poder realizar esta travesía", dijo un venezolano a Fuentes Confiables

En un albergue de Nueva York donde hay una importante cantidad de personas de diferentes nacionalidades, se encuentran los migrantes venezolanos Jefferson Rojas y Frederick Malavé, quienes desde hace meses salieron de su tierra cargando una mochila y la esperanza de tener una vida mejor.


Al fin duermen en un lugar cómodo para sus espaldas y bajo techo. Por el momento no les hace falta el alimento, pero a diario salen a buscar trabajo para poder independizarse y ayudar a las familias que dejaron en Venezuela.


Ambos migrantes dijeron a Fuentes Confiables que ha sido doloroso ver a muchos de sus compatriotas varados en la frontera con México sin poder entrar a territorio de los Estados Unidos por la nueva disposición migratoria después de pasar meses de penurias, sacrificios y dolor para poder cruzar, cuando la mayoría de ellos ya no tienen nada en Venezuela.

“Muchos venezolanos vendieron sus cosas, abandonaron sus trabajos, vendieron sus motos, casas, para poder realizar esta travesía. hablo de las personas que están en la selva del Darién (en Panamá) y los que están en México. Considero que la medida (migratoria) fue muy drástica, la situación hubiese sido diferente si hubieran establecido una fecha tope para poder entrar y así le dan un plazo a las personas que están en la selva para que puedan llegar, pero la restricción fue de la noche a la mañana y muchos venezolanos quedaron tirados en México”, comentó Rojas.


Malavé agrega que es lamentable la situación de los compatriotas varados porque en su travesía pasan un sinnúmero de dificultades y peligros como la falta de dinero, "También hay esfuerzos físicos porque hay momentos en los que tienes que correr por las trochas, porque ahí te pueden robar, secuestrar, violar o matar. Después de todo ese sacrificio llegas a la frontera para decirte que no puedes entrar, eso es muy doloroso”, añadió.

Cuenta que no solo a venezolanos están regresando, también a migrantes de otras nacionalidades, como por ejemplo un amigo chileno que se encontró en la travesía, quien vendió todas sus partencias y se aventuró junto a su esposa e hijos, y desafortunadamente cuando llegó a la frontera en Texas, ese mismo día aplicaron la restricción migratoria, después de todo el sacrifico que vivió para llegar este punto.

Miles de migrantes venezolanos fueron afectados con la nueva medida migratoria de Estados Unidos

Ambos coinciden en que ya no se puede vivir en Venezuela por la situación política, porque la policía bolivariana está reprimiendo al pueblo, sumado el alto costo de la vida, además que no hay empleo, no hay circulante, las colas para comprar combustibles son a diario, además que este producto cada vez está más caro, y algunos trabajos son mal pagados por la misma crisis que está atravesando este país sudamericano.


Rojas recomendó a sus compatriotas que tienen planificado salir de Venezuela para llegar a Estados Unidos, tener paciencia y buscar más información digital para no echar viajes en vano o aplicar por los canales regulares que habilitaron y cumplir con ciertos requisitos para poder llegar vía área, porque de lo contrario, si lo intentan en caravana por Centroamérica, automaticamente no serán elegibles para entrar al país norteamericano.




El Instituto Nacional de Migración (INM) de la Secretaría de Gobernación (Segob) y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP por sus siglas en inglés) informó que marchar en caravana o transitar irregularmente en territorio mexicano cancela el proceso de ingreso a Estados Unidos, ya que el ingreso autorizado tendrá también respuesta digitalizada de autorización en el lugar donde se encuentren, lo que les permitirá viajar en transportación aérea.

Asimismo, es necesario que cuenten con algún contacto (familiar, amistad u otro) que esté en ese país de manera legal y les garantice apoyo financiero o el que se requiera para poder ingresar; contar con su esquema de vacunación completo; y aprobar una evaluación referente a sus datos biométricos y de seguridad.


Este lunes Rojas tiene pactada una entrevista de trabajo, y ruega a Dios poder conseguirlo para estabilizarse, porque por el momento solo ha hacho “algunos rumbos” informales entre semanas para conseguir un poco de dinero. No obstante este migrante se encuentra muy positivo e ilusionado de que su situación pronto cambiará para bien y salir adelante en tierras estadunidense.

Comments


bottom of page