top of page

Se eleva precio del frijol en Camoapa, comerciantes culpan a la especulación



De la misma forma que sube la espuma de la leche en las cubetas de ordeño, el precio del frijol parece desbordarse para no alcanzar en la dieta de los hogares. Un reciente recorrido por el comercio local de Camoapa permitió conocer los precios del frijol, que oscilan entre 31 y 35 córdobas por libra.


El señor Evaristo Gómez es comerciante de granos básicos en el Mercado Municipal de Camoapa y comenta que el quintal de frijol tiene un costo de tres mil córdobas, por lo que debe agregársele la ganancia de quienes lo venden. “La verdad no sé qué ocurre con el precio del frijol, no hay desabastecimiento porque donde quiera hayas, yo creo que es pura especulación”, dijo Gómez en declaraciones a un medio local.


El señor Pabloski Salazar es propietario de una distribuidora ubicada en la salida de Camoapa hacia la montaña y también tiene en su oferta de productos el frijol. Salazar comenta que él ha tenido la oportunidad de comprar frijol directamente a quien lo produce, por lo que sus clientes pueden comprarlo a 31 córdobas por libra.


Tanto Salazar como Gómez creen que el problema del precio del frijol radica en la cadena comercial, donde los intermediarios agregan costos y ganancias, afectando el precio final al consumidor.

Según las personas consultadas, el alto precio de la libra de frijol ha afectado el nivel de las ventas del producto, aunque no especificaron porcentajes de esa disminución.



“El problema es que los frijoles son el pan de cada día de los nicaragüenses, sin duda es un golpe importante para la economía de las familias, en mi negocio lo vendo a treinta y cinco, el frijol rojo, en dependencia de la calidad”, detalla el comerciante Evaristo Gómez.

Un productor que prefirió omitir su nombre asegura que culpar al huracán Julia por el alza de los precios es incorrecto, porque la mayoría del frijol ya estaba cosechado antes del 9 de octubre. La fuente comenta que la medida adoptada frente al alto precio ha sido la disminución del consumo del frijol para no agotar rápidamente las reservas que tienen en su finca.



Antes que el huracán Julia azotara a Nicaragua, el Ministro de Agricultura y Ganadería, Isidro Rivera declaró a medios oficialistas que unas 76 mil familias habían sembrado frijol y que la cosecha del grano había incrementado en más del 2% con relación al año anterior, lo que significaba 1 millón y medio de quintales de frijol cosechado en 109 manzanas.


bottom of page