Autocensura y el temor a la denuncia de violaciones a la libertad de prensa crece en Nicaragua



Cinco periodistas que fueron víctimas de violaciones a sus derechos fundamentales tomaron la decisión de no denunciar a sus agresores, esto para evitar una mayor represión estatal. Así es como logran sobrevivir día a día los periodistas que aún resisten en Nicaragua, la mayoría opta por la autocensura como una manera de protegerse a ellos y sus familiares.


El más reciente informe de la organización Voces del Sur (VdS) revela que en el mes de julio se cometieron 71 casos de violaciones a la Libertad de Prensa en Nicaragua, 66 de ellos fueron cometidos hacia medios de comunicación y 5 contra personas naturales.


Entre las denuncias que más se reportan esta el Uso abusivo del poder estatal, con 64 casos, muchos de ellos anónimos por el temor a represalias.

Uno de los casos que si se visibilizó fue el denunciado por el periodista William Aragón en la ciudad de Madriz, al que le fue negada la atención médica en dos centros de salud.


PERFILES FALSOS PARA AMEDRENTAR


Las agresiones y ataques ocupan un segundo lugar en las violaciones a Libertad de prensa, con cinco denuncias en el mes de julio.


En esta práctica es común que los agresores envíen mensajes intimidatorios a través de perfiles falsos para amedentrar a los periodistas, tal como lo denunció un periodista de un departamento que recibió en la bandeja de entrada de su página de noticias en Facebook.


PERIODISTAS AL EXILIO


Pedro Vaca, relator Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó su asombro al conocer que solo en el mes de julio más de 17 periodistas nicaragüenses tuvieron que ser exiliados por temor a detenciones arbitrarias.


"Yo no he encontrado un registro de que, en un período tan corto de tiempo, prácticamente toda una sala de redacción de un medio de comunicación, además de otros periodistas, se vean forzados a salir del país en busca del exilio", dijo Vaca.

Y es que el diario La Prensa decidió sacar del país por puntos ciegos a toda su redacción tras el secuestro de dos conductores del medio y el hostigamiento al que estaban siendo sometidos los periodistas en sus casas de habitación por parte de la policía nacional.


Además del exilio, la organización ha reportado un "desplazamiento interno" de reporteros, periodistas y otros trabajadores de medios de comunicación hacia departamentos del país por el acaso e intimidación del que fueron víctimas.

La red regional VdS lamenta que el Gobierno Ortega-Murillo intente establecer un "apagón informativo" y rechaza los intentos de normalizar la constante e intensificada "cultura estatal de violaciones a la libertad de prensa".


Voces del Sur hace el llamado a las organizaciones y estados democráticos a no cesar en la demanda de restitución de derechos y libertades públicas en Nicaragua y unir más esfuerzos para que las voces independientes en el país no puedan ser silenciadas.

Asimismo, reconoce el valiente esfuerzo, compromiso y la resiliencia del periodismo independiente quienes pese al asedio policial no han dejado de informar a la audiencia.


VICTIMAS DE LA REPRESIÓN EN 2018 ALZAN SUS VOCES EN EL MARCO DE ASAMBLEA ONU