top of page

Organizaciones de DDHH, Sociedad Civil, exalumnos y Obispos condenan confiscación a la UCA


La UCA confirmó este miércoles la confiscación de sus bienes por parte del régimen de Daniel Ortega
La UCA confirmó este miércoles la confiscación de sus bienes por parte del régimen de Daniel Ortega

Tras la confirmación de la Universidad Centroamericana (UCA) de la confiscación de sus bienes muebles e inmuebles por una supuesta acusación de ser un "centro de terrorismo", las reacciones de condena no se han hecho esperar por parte de organizaciones de derechos humanos, sociedad civil, asociaciones de estudiantes y exalumnos.


En un comunicado el Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más, calificó la acción como un "robo a la comunidad universitaria" y un golpe definitivo a la educación superior.


"El propósito es imponer un modelo de enseñanza y de pensamiento único... Desde el colectivo nos solidarizamos con la comunidad educativa de la UCA, universidad que desde 1960 ha formado a profesionales e incidido en el desarrollo de Nicaragua", indica el comunicado.

De igual forma la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), emtió un post en la red social X (antes twitter), condenando la confiscación de todos los bienes de la casa de estudios superior, propiedad de la compañía de Jesús.


"El impacto de esta medida con la suspensión de las clases afecta gravemente el derecho a la educación, indispensable para la realización de otros derechos humanos", cita textualmente el post.

La OACNUDH, recordó al régimen que su obligación ante la grave medida de cerrar una universidad, por supuestos motivos de seguridad nacional debe estar justificada respecto a lo establecido en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.




En esa misma línea, Monseñor Silvio José Báez, exiliado desde 2019, también utilizó sus redes sociales para pronunciarse al respecto y tildó la medida como "indignante, injusta e ilegal".


"Indignante, la injusta e ilegal confiscación de la UCA de parte de la dictadura sandinista. Demuestran así su desprecio por la libertad intelectual, la educación de calidad y el pensamiento crítico. Cada día se hunden más en su irracionalidad, su maldad y su miedo.

La Alianza Universitaria Nicaragüense (AUN), también emitió un pronunciamiento donde condenan enérgicamente el despojo del alma mater que albergaba a más de 6 mil estudiantes de grado, posgrado y cursos libres.



En tanto, la Provincia Centroamericana de la Companía de Jesús emitió un contundente mensaje en el que calificaron como "falsas e infundadas" las acusaciones emitidas en el oficio del Décimo Distrito Penal de Audiencias de Managua.

"La confiscación de facto a la UCA es el precio por pagar por la búsqueda de una sociedad más justa, proteger la vida, la verdad y la libertad del pueblo nicaragüense, en consonancia con su lema: La verdad los hara libre", reza parte del comunicado.

Comments


bottom of page