Monseñor Álvarez se convirtió en objetivo del Gobierno, según congresistas estadounidenses



Tras la última arremetida gubernamental contra la Iglesia Católica de Nicaragua, tres congresistas estadounidenses solicitaron al presidente Joe Biden que aplique de manera "rápida y contundente" la ley Renacer contra el presidente Ortega.


En un comunicado conjunto, los congresistas republicanos Michael McCaul y Mark Green, junto al demócrata Albio Sires condenaron la detención del Obispo de la Diócesis de Matagalpa, Monseñor Rolando Álvarez, el cierre arbitario de ONG´s, la expulsión de grupos religiosos y el exilio forzado de cientos de opositores.

"A lo largo de los años, la dictadura Ortega-Murillo y sus cómplices han conspirado para aplastar sistemáticamente las voces de disidencia a toda costa", reza parte del escrito divulgado el pasado jueves.

Monseñor Álvarez, un objetivo del Gobierno


Tanto demócratas como republicanos, manifestaron que Monseñor Álvarez se convirtió en un "objetivo del régimen" por pronunciarse a favor de la transparencia electoral y las reformas democráticas.


"No hay excusa para el encarcelamiento arbitrario e ilegal de clérigos católicos. Exigimos que el régimen libere de inmediato al Obispo y sus colegas, así como a los casi 200 presos políticos que se encuentran recluídos en condiciones horribles e inhumanas", exigieron los congresistas.

Y es que este viernes se cumple una semana desde que un operativo policial ingresó a la curia Episcopal de Matagalpa para sacar al Obispo Álvarez, dos seminaristas, tres sacerdotes y dos laicos que se encontraban recluídos desde el 4 de agosto.


Desde el 19 de agosto, Monseñor se encuentra bajo "resguardo domiciliar" en Managua, según indicó un comunicado policial, en tanto los sacerdotes, laicos y seminaristas fueron trasladados hacia la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), mejor conocida como "El Chipote".


Piden acciones contundentes


Los tres congresistas manifiestan que las acciones de Daniel Ortega son "indefendibles" ya que le ha quitado a la población derechos fundamentales.


"Hacemos un llamado a la administración Biden para que utilice todas las herramientas a su disposición, incluida la aplicación de la Ley Renacer, para asegurar la liberación de todos los presos políticos", concluye el escrito.

En tanto, en una rueda de prensa, la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, dijo que en Nicaragua se produjo un "dramático deterioro" a los principios democráticos y a los Derechos Humanos.


Tales acciones son "inaceptables" para la administración Biden-Harris, por lo que Estados Unidos y miembros de la Comunidad Internacional han tomado medidas para la rendición de cuentas y continuarán tomando "más acciones".


AL MENOS SIETE MUERTOS POR ACCIDENTES DE TRÁNSITO EL FIN DE SEMANA