Nicaragua vive el peor momento de la represión, según Colectivo Nicaragua Nunca Más



El Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más presentó este martes el séptimo informe contra la tortura en Nicaragua, en el que se denunciaron las torturas y malos tratos en contra de las personas presas políticas.


El abogado Yader Martínez, miembro del Colectivo manifestó que el contexto en que se realizó este séptimo informe ha sido uno de los más peligrosos en los últimos cinco meses ya que la situación en Nicaragua ha cambiado drásticamente.


El informe revela que en Nicaragua el Estado ha eliminado la libertad de movilización, expresión y el derecho a la protesta pacífica; además vigila constantemente a los opositores que aún se mantienen en el país.

Por su parte Gonzalo Carrión, expuso los hallazgos del informe de torturas que cuenta con al menos 150 historias documentadas de todo el universo de personas que fueron detenidas en el contexto de las protestas antigubernamentales.


El defensor de Derechos Humanos manifestó que la cantidad de presos políticos en Nicaragua actualmente podría rondar los 215, incluso más, pero por temor a represalias muchas veces los familiares no denuncian las capturas.


"Nos dicen...está detenido pero no lo digan públicamente... a que niveles como se ha infundido el estado de terror...tan grave es la imposición de esa política de terror que por temor fundado o decisión de los familiares hoy no conocemos todos los nombres de las personas detenidas", expresó Carrión.

El observatorio también registró que las torturas no se limitan a las personas que las están padeciendo, sino que también se extienden a sus familiares.


"La práctica de tortura fisica-mental se multiplica, el objetivo esencial es anular su personalidad humana de cada persona sometida a tortura y todo tipo de crueldad tiene como reacciones legítimas la denuncia permanente", dijo el defensor visiblemente emocionado.

El informe también describe como la Huelga de Hambre es una manera de resistencia de los presos políticos. Asimismo, se denunció la negativa del Gobierno Ortega-Murillo de autorizar las visitas de los familiares, los "juicios" carentes de toda legalidad.

"Hasta ahora prevalece la impunidad, no obstante las víctimas sobrevivientes, el pueblo no olvida, el tiempo de rendir cuentas llegará y la verdad y la justicia tendrán su tiempo para quedarse", finalizó el defensor del Colectivo.

En la presentación del informe contra la tortura también estuvieron presentes excarcelados políticos, exiliados y familiares de presos políticos,