top of page

YATAMA se une a lista de “los fratricidios” de Daniel Ortega y su Frente Sandinista



El partido indigena Yapti Tasba Masraka Nanih Aslatakanka, YATAMA, que dirigía el exaliado Broklyn Rivera, pasó a la lista de organizaciones políticas que alguna vez le sirvieron al dictador Daniel Ortega y que después aniquiló.

El régimen ordenó este miércoles 4 de octubre la cancelación del partido indígena sin explicar los motivos, más que la clara venganza contra su líder, el diputado Brooklyn Rivera, que lo desafió al volver al país por “puntos ciegos” cuando lo había desterrado por hablar en su contra en un foro indigena en las Naciones Unidas.

Así YATAMA pasa a engrosar la lista de los partidos que se aliaron con el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y lo perdieron todo. En Nicaragua, Ortega se ha encargado de disolver toda organización que considera enemiga, así haya sido una de las que alguna vez se sirvió, como el partido indígena que fue su aliado en otros comicios y votó en la Asamblea Nacional para avalar sus desmanes.



A través de un escueto comunicado, el Consejo Supremo Electoral (CSE), informó este miércoles que se “cancela la personería jurídica del Partido Regional Yapti Tasba Masraka Nanih Asla Takanka, (YATAMA)”.




“Venganza aberrante”


Esta acción del régimen es la estocada final contra Rivera, que desde el 29 de septiembre fue secuestrado y se encuentra encarcelado. Rivera fue sacado de su casa ubicada en Bilwi, Puerto Cabezas, Costa Caribe Norte de Nicaragua. Militantes de YATAMA denunciaron que el régimen utilizó a brigadistas del Ministerio de Salud para tenderle una trampa, que llegaron a su casa con la versión de atacar un brote de malaria.



Después, el domingo 1 de octubre, el régimen escaló en su represión y mandó a cerrar dos radios comunitarias que estaban bajo la administración de YATAMA y ordenó el secuestro también de la diputada suplente de Rivera, Nancy Elízabeth Henríquez.


Ana Quirós, integrante del consejo Político de la Unidad Nacional Azul y Blanco, consideró “aberrante” la cancelación de la personería jurídica de YATAMA y que este es “un ladrillo más en el muro de la ignominia del régimen de Ortega y Murillo”.


“YATAMA estuvo muy cercano al régimen, incluso acompañaron la elección de los actuales magistrados del Consejo Supremo Electoral, CSE, a pesar de la solicitud de la oposición en general de que no lo hicieran, sin embargo, en 2021 YATAMA acompañó con su voto la elección de estos magistrados, los mismos que hoy le cancelan su personería jurídica”, dijo Quirós.


Para Quirós la arremetida de Ortega contra el partido indigena es también una “venganza” y una señal de intimidación para el resto de Nicaragua, para decirles; “cuando yo quiero los encarceló”. “Existir al lado del régimen no es existir nada, es subsistir y eso dura nada más mientras le sirvas al régimen”, expresó Quirós quien también se desempeña como defensora de derechos humanos.


Contra “los amigos” políticos


Pero YATAMA no es el primer partido “amigo público o en secreto” que cancela la dictadura de Daniel Ortega. Hay que recordar que en agosto de 2021, fue cancelada la personería jurídica del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) y la cédula de identidad de Kitty Monterrey, presidenta y representante legal de esta agrupación política opositora.


La resolución que en ese momento emitió el CSE, fue sólo minutos después que María Haydée Osuna, presidenta del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) presentará dos denuncias contra CxL.

De acuerdo al documento que leyó Luis Luna, Secretario de Actuaciones del CSE, Carmella María Rogers Amburn, (conocida como Kitty Monterey), utilizó “procedimientos irregulares” para la adquisición de la cédula de identidad nicaragüense, “proveyendo documentos donde se identifica como Carmella Marie Kitty Monterrey”.



Antes varios opositores acusaron a Monterrey y a la dirigencia de CxL de hacerle “el lado” al dictador impidiendo la unidad de los opositores con exigencias de ser el único partido capaz de darle batalla en unas elecciones. Al final, Ortega los anuló y Monterrey se vio obligada a exiliarse en medio de una cacería de políticos que la dictadura emprendió previo a las votaciones generales de 2021.

En mayo de ese mismo año, el régimen ordenó la cancelación también del Partido Conservador (PC) y del Partido de Restauración Democrático (PDR), ambas agrupaciones actuaron como “colaboracionistas” para que Ortega se mantuviera en el poder y lograra otro mandato consecutivo junto a su esposa Rosario Murillo.


Otro político caído en desgracia en ese contexto fue el líder del partido Camino Crsitiano, Guillermo Osorno. A Osorno, el régimen le canceló la licencia con la que operaba el Canal 21 y Radio Nexo. La arremetida fue el mismo día que el partido Camino Cristiano de Nicaragua, denunció el fraude electoral de Ortega.


コメント


bottom of page