Precios internacionales impactan la inflación nacional y BCN reduce proyecciones de crecimiento




Nicaragua ya está resintiendo el impacto de los precios internacionales, así lo reveló el Banco Central de Nicaragua en el reciente informe sobre el Estado de la economía y perspectivas donde aseguran que esperaban una disminución de la inflación pero hasta el momento no ha sido posible.


El informe detalla que a principios del año se proyectaba que la inflación internacional comenzaría a disminuir, y por tanto también disminuiría su traspaso a los precios locales, pero eso no ha ocurrido, de tal manera que los precios internacionales continúan presionando la inflación nacional. Así, a septiembre de 2022, la inflación interanual se ubicó en 11.52 por ciento. Los mayores impulsos de la inflación interanual en términos de contribución se derivaron de las divisiones de alimentos y bebidas, transporte, restaurantes y hoteles, muebles, y bienes y servicios diversos, entre otros.


Inflación nacional podría haber sido mucho mayor

El Banco Central de Nicaragua asegura que la inflación ha sido atenuada por la política del gobierno de implementar un subsidio generalizado a los precios de la gasolina, diésel y gas butano de uso domiciliar. Asimismo, el incremento de precios ha sido limitado por la baja variación del tipo de cambio, producto de la política de reducción de la tasa de deslizamiento cambiario implementada desde 2019.


Una de las políticas internas reconocida en este informe por el BCN ha sido el ajuste de la TRM a partir de abril en 5 ocasiones, alcanzando un incremento acumulado de 250 puntos básicos a septiembre de 2022, pasando de 3.50 a 6.00 por ciento.


Fuentes Confiables en Septiembre ya había realizado un monitoreo sobre el aumento de las tasas de reporto monetario que revelaban este incremento, analizado como el instrumento de política monetaria que reduce la cantidad de dinero de circulación, evitando más inflación. Pero esto permite el encarecimiento del crédito y dificulta su acceso.



BCN ajusta proyecciones de crecimiento de cierre por desaceleración económica

En términos de perspectivas, el BCN ha modificado su proyección de crecimiento con relación a la publicada en el Informe de Política Monetaria de julio de 2022, debido principalmente a la desaceleración que se espera en la economía mundial. En este sentido, se estima que la economía nicaragüense crecerá en 2022 en un rango de entre 3.5 – 4.5 por ciento (anteriormente 4.0% – 5.0%). En cuanto a la inflación, se proyecta que para 2022 esta se ubicará en un rango de 8.5 – 9.5 por ciento (7.0% – 8.0% anteriormente), como resultado del traspaso de los precios internacionales a los precios domésticos. Esta mayor inflación, respecto a las proyecciones anteriores, se debe principalmente a la mayor persistencia de la inflación internacional, a pesar del endurecimiento de la política monetaria global.





Reforma tributaria aumentó ingresos gubernamentales

A su vez, el Gobierno sigue logrando mayores ingresos en un contexto de crecimiento de la actividad económica y de continuidad de la efectividad de su última reforma tributaria, pero mantiene cautela y priorización de objetivos en su política de gastos, revela el informe.


También aseguran que las exportaciones totales de mercancías y zonas francas creció 19.3 por ciento en el período enero-agosto de 2022 respecto al mismo período de 2021. Dentro de los otros flujos de la balanza de pagos se destaca el crecimiento de las remesas familiares, la recuperación de los ingresos por turismo y el aumento de la inversión extranjera directa.