top of page

AUSJAL: Toma de la UCA atenta contra la autonomía universitaria


Universidades Jesuitas condenaron la confiscación de la UCA Nicaragua
Universidades Jesuitas condenaron la confiscación de la UCA Nicaragua

La Asociación de Universidades Confiadas a la Compañía de Jesús en América Latina (AUSJAL) se pronunció tras las acusaciones de "terrorismo" y "traición" que el régimen de Daniel Ortega creó en contra de la Universidad Centroamericana (UCA) para confiscar todos los bienes muebles e inmuebles.


En su comunicado, AUSJAL calificó como un "triste episodio" la confiscación de la UCA y expresó que atenta contra la Autonomía universitaria, la libertad académica y es una violación a los derechos humanos.

"En un acto de solidaridad con el pueblo de Nicaragua, y en defensa de los valores democráticos fundamentales, expresamos nuestro más enérgico repudio ante la reciente toma de la Universidad Centroamericana (UCA), institución confiada a la compañía de Jesús que por más de 63 años ha formado jóvenes visionarios pese al embate que hoy promueve el régimen que Gobierna en Nicaragua", reza parte de la misiva.

Para el Observatorio de la democracia de la Compañía de Jesús, la toma violenta de una institución de educación superior por fuezas gubernamentales, únicamente contradice los principios y derechos de libertades individuales, separación de poderes, transparencia y participación ciudadana.


"En este momento crítico expresamos nuestra solidaridad con los estudiantes, profesores y personal de la UCA, quienes enfrentan esta díficil situación. Instamos a la comunidad internacional a unirse en condena de estas acciones antidemocráticas y a exigir el respeto de los derechos fundamentales en Nicaragua", manifiestan.

La Universidad Rafael Landívar de Guatemala, también perteneciente a la Compañía de Jesús emitió un comunicado de respaldo a su hermana UCA de Nicaragua y denunció que las acciones del régimen de Ortega "no son un hecho aislado", sino que representan el colofón de una estrategia que pretendió, desde un primer momento, eliminar una de las voces legítimas que ha evidenciado la degradación de la democracia en Nicaragua.


Asimismo, la institución guatemalteca, señaló que estos ataques contra universidades jesuitas representan la "consecución de objetivos de autoritarismo" que se extienden por la región centroamericana.


Otras universidades Jesuitas como la Iberomericana de México, suscribieron el comunicado de la Provincia Compañía de Jesús de Centroamérica, en el que señalan las acusaciones contra la UCA de "infundadas y falsas" y piden a Daniel Ortega revierta la confiscación de la universidad y busque una solución nacional en la que impere la verdad, la justicia, el diálogo y la defensa de la libre cátedra.

Después de una ola de rumores a eso de las 11:40 de la mañana del miércoles 16 de agosto, la UCA Nicaragua confirmó la acusación en su contra y la confiscación de todos sus bienes y del dinero que tenían en las cuentas bancarias que fueron congeladas desde el pasado 9 de agosto.

Desde ese momento alumnos, exalumnos, y población nicaragüense utilizó sus redes sociales para mostrar el rechazo de la medida del régimen contra el Alma Mater que era considerada como una de las mejores del país y que albergaba a más de 6 mil estudiantes en grado y posgrado.


Personal de la UCA descendió el Cristo que se encontraba en la capilla Nuestra Señora de Guadalupe para evitar que sea destruido cuando autoridades del régimen se tomen por completo la universidad, además se teme por el registro histórico que hay en el Instituto de Historia de Nicaragua y Centroamérica (IHNCA) y en la biblioteca José Coronel Urtecho.

Commentaires


bottom of page