Estado de Nicaragua en deuda con campesinas: "No hay nada que celebrar" lamenta lider comunitaria




Cada 15 de Octubre se celebra el "Día internacional de Las Mujeres Rurales". En Nicaragua, una líder comunitaria, que prefiere el anonimato, dijo que no hay motivos para celebrar porque no tienen sus propias tierras para sembrar y cosechar, y que el Estado de Nicaragua nunca destinó fondos a la Ley 717, “Ley Creadora del Fondo para Compra de Tierras con Equidad de Género para Mujeres Rurales”, lo que ha significado una deuda histórica para este sector.


Entre lágrimas se escucha la voz quebrada de una mujer campesina de Cosigüina en Nicaragua, quien, a través de un mensaje de WhatsApp, enviado a una líder comunitaria, lamenta que el total de su siembra de plátanos lo ha perdido por las fuertes corrientes provocadas por las lluvias del reciente huracán Julia, que inundaron todo su terreno.


“Me da un pesar ver cómo están caídos todos los plátanos tiernos en el suelo, yo tenía (sembrado) un cuarto (de manzana de tierra) y todo se me cayó… con eso contaba ahorita, pero ya ve cómo está esto y seguirá así por lo flojo del terreno, y ya no queremos más agua, los pozos están casi rebalsados”, externó la mujer, sin que nadie le pueda apoyar.



Y es que, al olvido oficial de las mujeres rurales en Nicaragua, esta vez se sumó el huracán Julia, que arrasó con sus cultivos y el trabajo que con mucho sacrificio realizan en el interior del país, y en la mayoría de los casos trabajan en terrenos alquilados, lo que significa que el costo de la pérdida es más elevado.


Mujeres Rurales Nicaragüenses sin asistencia Técnica

“En estos momentos las mujeres están pasando serias dificultades porque en el país han perdido sus cosechas de maíz, arroz, frijoles, hortalizas, plátanos, todo totalmente anegados y caídos, entonces las pérdidas ahorita son cuantiosas. Igualmente, como pasó en el 2020 con los huracanes Eta e Iota que vino uno tras otro, al punto que hasta la fecha las mujeres rurales no se han repuesto porque sacaron pequeños créditos de sus cooperativas”, lamentó la líder.


Señaló que las mujeres rurales de Nicaragua, no tienen asistencia de ningún proyecto, ni a créditos de la banca privada, ni asistencia técnica, mucho menos apoyo gubernamental durante y después de las emergencias, por lo que tienen que sobrevivir solas.

“Estamos hablando de serias limitaciones, y todas esas pérdidas va a incidir en los próximos meses en problemas de soberanía alimentaria, pero también de ingresos para las mujeres para poder cubrir otras necesidades de sus familias.


"Lamentablemente para el Estado las mujeres del campo nunca han sido prioridades por lo que te aseguro que este ha sido una deuda histórica para el mundo rural”, externó la campesina.



La Ley "Fondo para Compra de Tierra con Equidad de Género a favor de Mujeres Rurales", en el artículo 1, establece como objeto “crear un fondo para compra de tierra con equidad de género para mujeres rurales, con el fin de otorgar apropiación jurídica y material de la tierra a favor de las mujeres rurales, lo que permitirá, además de mejorar la calidad de vida del núcleo familiar, el acceso a los recursos financieros, priorizando a aquellas mujeres cabezas de familia, de bajos recursos económicos”.

Además “se pretende aportar a los esfuerzos encaminados a promover y garantizar la equidad entre el hombre y la mujer, especialmente rural, con la finalidad de ir corrigiendo de manera paulatina y efectiva las desigualdades existentes y que se expresan de manera fuerte en este sector”, añade el artículo.




La líder rural precisó que en la medida en que las mujeres rurales avanzan, las familias avanzan, porque ellas lo invierten todo en sus familias, aunque tengan el apoyo de los hombres, estos no aportan todos sus ingresos en sus familias. De modo que considera que invertir en las mujeres campesinas significa desarrollo rural en el país, pero lamenta que esto está difícil de lograr por el actual contexto político en Nicaragua.