CPDH: Filas en migración evidencian desesperación de nicaragüenses por salir del país


Cientos de nicaragüenses hacen extensas filas en las oficinas de Migración y Extranjería para lograr sacar su pasaporte

A través de un comunicado la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) expresó su preocupación por la crisis social que se ha venido agudizando en Nicaragua y que ha instado a que cientos de nicaragüenses busquen como salir del país ya sea de manera legal o ilegal.


Para el organismo que se encuentra operando en Miami tras la cancelación de su personería jurídica, está crisis está provocando extensas filas en las afueras de las oficinas de Migración y Extranjería y por otro lado, ante la desesperación y la falta de empleo los nicaragüenses emprenden viajes nocturnos para iniciar el recorrido que los lleve a Estados Unidos.

En la sucursal de Multicentro Las Américas las personas hacen fila durante la noche para obtener un número y lograr ser atendidos

"Esta situación evidencia que el pueblo de Nicaragua está desesperado por salir de un país donde son víctimas de un sistema político que no abre la posibilidad de diálogo ni acercamiento alguno para buscar el bien común del pueblo y una verdadera reconstrucción social", señalan.

La organización de Derechos Humanos, crítica el silencio estatal ante esta desesperación de los nicaragüenses por salir del país.

"El régimen sandinista guarda silencio sobre este tema y aparta su mirada de lo que está a la vista. Sin embargo, es una dura realidad que no se puede obviar", expresan en el comunicado.

En las oficinas centrales de migración persisten largas filas durante todo el día

Para la CPDH, mientras no exista un "claro respeto a los derechos humanos" y a los valores democráticos, los nicaragüenses seguirán abandonando el país sin importar las posibles inversiones y fuentes de trabajo.


Cifras de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación de México revelan que solamente en los primeros siete meses de este 2022, fueron deportados más de 2,040 nicaragüenses, eso representa 2.8 veces más que los reportes del año pasado.

En tanto, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos contabiliza que unos 18,274 nicaragüenses ingresaron de forma ilegal por la frontera sur hacia el país norteamericano.