CPDH exige justicia para las víctimas de la represión estatal en 2018


CPDH recuerda a los más de 300 asesinados en las protetas antigubernamentales en 2018

La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), a través de un comunicado recordó a las más de 300 víctimas de la represión gubernamental en las protestas cívicas de 2018 y recordó su memoria en este dos de noviembre, que se conmemora a los fieles difuntos.


"En ocasión del día de los fieles difuntos honra la memoria de aquellas personas que se han adelantado en el camino de la vida. En especial, recordamos a las más de 300 víctimas mortales de la represión estatal contra las protestas cívicas de 2018", manifestó la organización defensora de derechos humanos.
La organización de DDHH acompaña a las familias que perdieron a un ser querido en el marco de las protestas en 2018

Asimismo, exigió justicia para los asesinados y para que la demanda de sus familiares no queden en la impunidad.


"CPDH acompaña a las familias de las víctimas en su demanda de justicia, exigiendo que los hechos criminales en los que perdieron la vida no queden en la impunidad, como una acción para honrar su memoria y legado por la patria", señalan.

La organización que ahora se encuentra en Miami tras la cancelación de su personería jurídica, aprovecha este día para también rendir homenaje a las decenas de nicaragüenses que han fallecido en el trayecto de buscar una vida fuera de Nicaragua.


"En este día también tenemos presentes y rendimos tributo a nuestros hermanos nicaragüenses que, por enfrentar un exilio forzado, lamentablemente han perecido en el trayecto hacia otros países que han elegido en la búsqueda de las oportunidades que su patria les niega", finaliza la CPDH.

La CPDH también recordó a las decenas de migrantes que han fallecido en su travesía hacia Estados Unidos

Este dos de noviembre, decenas de familiares de los asesinados en las protestas antigobierno de 2018 tampoco podran visitar la tumba de sus hijos, esposos, hermanos, padres, debido a que se encuentran en el exilio por el asedio policial al que eran sometidos en Nicaragua.