Familiares logran ver a presos políticos después de más de 80 días sin noticias


Después de más de 80 días sin noticias, familiares lograron ver a los presos políticos que se encuentran en El Chipote

Tras la petición de una prueba de vida de los presos políticos que se encuentran en las celdas de El Chipote desde hace más de un año, familiares de algunos de ellos lograron verlos tras más de 85 días sin conocer sobre su estado físico y de salud.


Medios independientes lograron confirmar que Juan Sebastián Chamorro, Tamara Dávila, Violeta Granera, Félix Maradiaga, Walter Silva, Luis Rivas, Max Jerez, María Oviedo, Miguel Mora, José Antonio Peraza, Ana Margarita Vigil, Juan Lorenzo Holmann, Marcos Fletes, Medardo Mairena y Yader Parajón, pudieron ver a sus familiares después de un largo período de castigo sin visitas al que fueron sometidos por parte de las autoridades de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ).

Más de 38 presos políticos se encuentran en estas celdas de la Dirección de Auxilio Judicial

Hasta el momento los familiares no han emitido una comunicación conjunta como en otras oportunidades, pero algunos han comentado que continúa el deterioro físico de los presos políticos ya que la alimentación es mala y la ración de comida es poca.

Según familiares, la perdida de peso en los presos políticos es evidente debido a la mala alimentación que reciben

Asimismo, denuncian que el Gobierno aún no permite la atención médica necesaria a los presos políticos, pero a nivel mental y anímico la mayoría se encuentran lúcidos y con buen ánimo.


Familiares denuncian malos tratos


El medio digital Confidencial conversó con algunos de los familiares que vieron a sus seres queridos en El Chipote y denunciaron humillaciones y malos tratos por parte de los funcionarios de la DAJ.


Una de las que fue víctima de humillación fue Margine Pozo, esposa del preso político Miguel Mendoza. El sobrino del cronista deportivo, Christopher Mendoza relató que Pozo fue obligada a desnudarse y revisada a profundidad por una funcionaria de ese centro de tortura


Familiares denunciaron que algunas mujeres fueron obligadas a desvestirse totalmente y ha hacer sentadillas

"Su ropa interior tuvo que retirarla, revisan su cuerpo. Mi tío se siente triste por eso. Algunas expresiones que le dijo a ella cuando la vio fueron: perdón amor, porque esta situación te ha puesto en estas condiciones", relató a Confidencial Mendoza.

De igual manera, Renata Holmann, hija del Gerente General de La Prensa, Juan Lorenzo Holmann, denunció que su mamá también fue obligada a desnudarse y ha hacer sentadillas y que a pesar que a su abuela no la obligaron a quitarse toda la ropa si fue revisada de una manera extensa.


Las esposas de Miguel Mendoza y Juan Lorenzo Holmann fueron obligadas a desvestirse totalmente para poder ingresar y ver a sus familiares

"Es una falta de respeto y un intento más de humillar y violentar a los familiares que solo quieren visitar a los presos políticos", dijo la joven al medio independiente.

Diversas organizaciones de Derechos Humanos han manifestado que el Gobierno de Daniel Ortega está ejerciendo la tortura blanca sobre los presos polítícos de Nicaragua, al prohibirles visitas de sus seres queridos, alimentándolos de una manera precaria y al mantenerlos en condiciones de encierro total.