top of page

Devotos participan en la tradicional Lavada de la Plata en El Viejo, Chinandega


Iglesia Católica celebra tradicional Lavada de la Plata
Iglesia Católica celebra tradicional Lavada de la Plata

A pesar de que el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo prohibieron en este 2023 todas las actividades religiosas en espacios públicos, la tradicional Lavada de la plata en la Basílica de la Inmaculada Concepción de María en El Viejo, Chinandega logró realizarse sin contratiempos.


La Basílica y Santuario de la patrona de Nicaragua está bajo el mando de la Diócesis de León, que dirige monseñor René Sándigo, a quien se le señala de ser "cercano" al régimen y por lo tanto goza de ciertos privilegios como los permisos para procesiones y otras actividades.


Durante su homilía, el Obispo Sándigo dijo que el limpiar los utensilios de plata representan un compromiso con la Virgen María, también manifestó que el país se encuentra "sumergido en la maldad", pero "la serpiente del mal" no podrá doblegar al país porque está bajo el amparo de la Inmaculada Concepción.

Cientos de católicos participaron en la tradicional Lavada de la plata
Cientos de católicos participaron en la tradicional Lavada de la plata

"Si ella está con nosotros la serpiente no puede contra nosotros, porque con ella no puede, no la engaña, no le afecta, y con razón nosotros sentimos gozo de tenerla como compañía, como discípula perfecta, madre y reina", dijo el religioso.

Monseñor Sándigo añadió que cuando el interior es invadido por la maldad, las personas empiezan a "producir maldades, maquiavelismo, empezamos a producir dramas malignas".


También recordó que la Virgen "protege, intercede y consuela" a su pueblo.


Régimen con doble discurso


El régimen Ortega-Murillo crea altares en honor a la virgen pero prohibe las procesiones
El régimen Ortega-Murillo crea altares en honor a la virgen pero prohibe las procesiones

A pesar del "entusiasmo" de la vocera y de la creación de altares en la avenida de Bolívar a Chávez en Managua y el rezo del novenario en las instituciones del Estado, el régimen mantiene un doble discurso en relación a las celebraciones marianas que año con año lleva a cabo la iglesia y la feligresía católica.



Y es que este año, por órdenes del régimen, la policía no ha brindado la autorización a las parroquias y capillas para la realización de procesiones que ya son una tradición, tal es el caso del barrio Monseñor Lezcano que este 2023 cuando se cumplen 50 años de promesa, la virgen no pudo salir a las calles, el de la Catedral de Managua y la procesión de más de 300 años de la Inmaculada Concepción en Granada.


Por su parte, el Cardenal Leopoldo Brenes y otras autoridades de la Conferencia Episcopal han evitado referirse a estas disposiciones, que atentan contra la libertad religiosa del pueblo nicaragüense.

bottom of page